Lun11122017

Ultima Actualizacion09:53:00 PM

perspectivas-universitariasEl Rector Alegría exhorta a graduados a ser los mejores El Rector Alegría exhorta a graduados a ser los...
trumpNovelas de hace más de 100 años anticipan el final de Donald Trump La primera novela relata las...
jasminaJasmina teme ser asesinada La joven campesina de Nueva Guinea, Jasmina Moreno, que procreó un hijo con...
diplomados-de-periodismoSeñor, por qué tardas...? Qué esperas para tender tu mano de luz sobre las...
empresa-privadaBanpro continúa premiando a sus clientes   El Lic. Juan Carlos Gurdian, gerente de negocios de...

Litis por terreno entre sandinistas y católicos puede ir a tribunales

Chinandeganos esperan pronunciamiento del Alcalde Saravia

panormica_chinandega.jpgEl conflicto surgido entre la Juventud Sandinista del Barrio Roberto González y la parroquia del Redentor por los derechos de propiedad de los terrenos aledaños al templo, tendría que ser resuelto por los tribunales de justicia, a menos que una de las partes desista de sus reclamos.

Las masas sandinistas han comenzado a movilizarse para defender los predios que ellos consideran le pertenecen “al pueblo”, porque estaban asignados para áreas verdes en los planos de urbanización, pero la parroquia tiene las escrituras de donación, que le otorgan todos los derechos, conforme a la ley.
Los sandinistas quieren una cancha
En tanto, el Comité de Feligreses está dando los primeros pasos para la construcción de un nuevo templo que sustituirá al deteriorado y viejo edificio, donde hoy se hacen los santos oficios, los jóvenes efeeselenistas agitan consignas pidiendo a la comuna les construya una cancha para promover el deporte de barrios, que alejen a los muchachos del peligro de las drogas.
Expectación por lo que diga el Alcalde
Los chinandeganos permanecen expectantes del pronunciamiento que pudiera emitir el Alcalde Enrique Saravia Hidalgo, pues se estima que si decide respaldar los reclamos de la Juventud Sandinista la situación podría tornarse delicada.
El Obispo de la Diócesis de Occidente, Monseñor Bosco Vivas Robelo y el Cura Párroco, Bayardo Aguilar han mantenido un prudente silencio, que en cualquier momento podría romperse.