Lun11122017

Ultima Actualizacion09:53:00 PM

perspectivas-universitariasEl Rector Alegría exhorta a graduados a ser los mejores El Rector Alegría exhorta a graduados a ser los...
trumpNovelas de hace más de 100 años anticipan el final de Donald Trump La primera novela relata las...
jasminaJasmina teme ser asesinada La joven campesina de Nueva Guinea, Jasmina Moreno, que procreó un hijo con...
diplomados-de-periodismoSeñor, por qué tardas...? Qué esperas para tender tu mano de luz sobre las...
empresa-privadaBanpro continúa premiando a sus clientes   El Lic. Juan Carlos Gurdian, gerente de negocios de...

DUELO EN CHINANDEGA

DUELO EN CHINANDEGA POR FALLECIMIENTO DE JORGE CUADRA VENERIO

JORGE CUADRA VENERIOA LA MEMORIA DE JORGE CUADRA VENERIO


Por Hugo J. Velez Astacio.

 Me uno a los muchos que hoy jueves 15 de diciembre 2016, hemos recibido con gran tristeza, la noticia de la partida de nuestro Jorge Cuadra Venerio.

Me cobijo con el cariño y recuerdo de su fuerte espíritu, muy a pesar de sentir y saber grandemente, que ya no cabalgaremos juntos para vencer las tempestades de los molinos. No contar con su escudo, el consuelo presente es avanzar siendo mancos.

En estos tiempos en que predomina la mediocridad, ante la falta de espíritu para acrecentar el acervo cultural e histórico, nuestro Jorge, siempre se destacó, sobresaliendo en búsqueda de la superación, para lograr lo mejor. Su sentimiento y espíritu de optimismo, le hicieron superar los obstáculos y baches que en el transitar por esta vida, se encontró a menudo. ¡Jorge siempre adelante!

Con ánimo y grande vigor, su pluma fina, fresca y ligera siempre estuvo presente. Amó su libertad, repudio la injusticia, derramaba cultura. Su continua lectura como bien autodidacta, le hizo tener a su Patria como una amante distinguida. Su lucha perseverante, amante de su patria coronada de progreso, le convirtió en un soñador de muchos desvelos. Sus reflexiones y escritos durante un buen tiempo en su última etapa, a muchos nos hizo enderezar y hacer mejor camino al andar.

El respeto que se labró estuvo signado por la ponderación de un pensamiento que aunque inquieto, fue siempre acertado y correcto, aun dentro de los abusos y arbitrariedades que le impuso la triste realidad de los detentadores del poder.

Quienes leímos sus observaciones, opiniones, criticas sociales o políticas, agradecidos siempre por sus inolvidables líneas.

En estos momentos grises, con cariño tu amigo siempre.El año 2016 ha dejado un panorama modificado radicalmente, a pesar del continuismo de la familia Ortega. La situación actual y venidera desafía a las distintas fuerzas políticas y sociales a ejercer adecuadamente la representación de la esperanza y el cambio, potenciar las oportunidades y reabrir los cauces del ejercicio de los derechos ciudadanos de los nicaragüenses.

**************************************************************************************************************************************

2009-03-07 14:06:38

Falleció el abogado y economista Fernando José Villanueva Delgado

El 28 de Noviembre de 2008 falleció el abogado y economista Fernando José Villanueva Delgado, después de una larga y dolorosa enfermedad. Ël nació en Chinandega el 4 de Diciembre de 1952 y fue el hijo mayor de don Fernando Villanueva Nuñez y doña Petrona Delgado Zapata, ambos ciudadanos muy laboriosos y nativos de Chinandega y ya fallecidos también.

La niñez de Fernando transcurrió entre los juegos y algarabías propios de los años 50 y 60, lo recordamos jugando trompos, chibolas o canicas, corriendo por las calles del barrio de Guadalupe o el Rosario jugando a las carreras (Arriba) o el Cero Escondido.

La niñez de Fernando transcurrió entre los juegos y algarabías propios de los años 50 y 60, lo recordamos jugando trompos, chibolas o canicas, corriendo por las calles del barrio de Guadalupe o el Rosario jugando a las carreras (Arriba) o el Cero Escondido, Hand Ball, o jugando con sus zancos o encumbrando lechuzas, barriletes y cometas y todos los encantadores juegos de esa época. Como todo niño se emocionaba con el tren que pasaba en medio de la calle de su casa, que con su pito y el crujir de de los rieles hacía temblar las casas como que fuera terremoto o un ritchter 5.0.   

Durante las vacaciones que parecían largas con sus compañeritos del barrio se complacía en bañarse en el río Acome o caminar 4 kilómetros para disfrutar bañándose en el Chorro, poza del río Chavela.  

En la escuela del barrio Juana Vicente Villanueva, posiblemente de su rama familiar, cursó la primaria y se destacó por ser un buen estudiante, aprendió a leer bajo la guía de la insigne profesora de generaciones doña Amanda Paniagua, repitiendo de memoria las sílabas y aprendiendo del libro El Chiquitín y el Lector Nicaraguense. En secundaria también se destacó como un buen estudiante y como declamador y orador, cuando cursaba  el quinto año en 1970, participó en un concurso de oratoria con el tema Simón Bolivar y a pesar de su corta edad supo describir, con su verbo encendido, y poner en su verdadera dimensión la egregia figura del libertador de América del Sur, lo que quedó para siempre grabado en las mentes y en los corazones de su joven auditorio.  En esa ocasión en el antiguo cine Aladino de Chinandega cosechó aplausos y ganó el primer lugar, poniendo así en alto el nombre del Instituto Nacional de Chinandega, donde se bachilleró ese mismo año.   Desde muy joven se interesó por los problemas sociales y económicos de Nicaragua y de su comunidad y un fuego encendido de rebeldía nació dentro de él posiblemente estimulado por su papá que como conservador adversaba al gobierno de la familia Somoza. Por aquella época por la noche su familia escuchaba furtivamente las noticias y comentarios de Radio Habana Cuba, a este país se iba a ligar en el futuro ya que ante su enfermedad y accidente, encontraría manos amigas de doctores y enfermeras que cuidarían de su salud, esto lo llevó para siempre en su corazón.  La necesidad de encontrar respuesta a sus inquietudes sobre el atraso económico y la pobreza, llevó a Fernando a estudiar economía en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, UNAN, Managua y a estudiar a los clásicos revolucionarios y para rendir tributo a ellos y eternizarlos en su memoria, nombró a su hijo mayor: Engels. También en la UNAN se destacó como un buen estudiante y conoció de cerca de los dirigentes revolucionarios de la Universidad de ese tiempo.  Por 1973, inclusive se barajó su nombre como un posible candidato a la presidencia del máximo organismo estudiantil, el llamado CUUN.

Periodista radial Viene a nuestra memoria su paso por el periodismo radial, dentro de lo polifacético que fue, por 1978 cuando la represión del régimen de Somoza era más fuerte, tuvo un radio periódico en Radio San Cristóbal con su amigo el licenciado Eddie Alvarado, llamado Dos Informando. Desde esa tribuna valientemente denunciaron los atropellos de la dictadura de turno, poniendo en riesgo sus vidas.   En 1978 sus ideales de un cambio en su país por un sistema más justo y con efectivas reformas sociales, lo llevaron a enlistarse en la insurrección de Chinandega, un episodio casi olvidado, cuando un grupo de muchachos y personas marginadas y oprimidas por la Guardia Nacional a punto de balas trató de tomarse el cuartel de la ciudad. Al no lograr su propósito la columna guerrillera se trasladó a Honduras, en ese país vecino Fernando se refugió y adoptó en la clandestinidad el nombre de Samuel, nombre con el que bautizaría y registraría a su  hijo menor. Gerente General de EMBANOC Con el triunfo de la Revolución de 1979 y la caída del régimen de la familia Somoza, puso en práctica sus conocimientos y como economista dirigió como gerente general la empresa bananera EMBANOC, puede decirse que se volvió un experto en la producción y la comercialización del banano, antes había trabajado en la reforma agraria, un sueño para todo joven que siente que tiene en sus manos una herramienta para cambiar la pobreza rural, seguramente disfrutó trabajando en la delegación de Chinandega. Durante los años 90 Fernando presa de sus inquietudes intelectuales por conocer mejor la realidad nacional,  los fundamentos del derecho y los códigos que regulan la relación entre las personas y el Estado, estudió para abogado y notario en la Universidad Nacional autónoma de Nicaragua, UNAN León.  No sólo satisfizo su intelecto con esta carrera sino que también la ejerció como notario y abogado litigante, obteniendo los medios económicos para su sustento y el de su familia.  Ël estaba escribiendo un manual sobre el juicio ejecutivo cuya intención era publicarlo.  De la misma manera publicó artículos en los diarios de circulación nacional sobre asuntos de carácter económico,  políticos y sociales, completando así su vocación de escribir y de ejercer el periodismo. Un servidor de Jesús Desde joven Fernando buscó al señor Jesús, encontrándolo definitivamente en los últimos 10 años de su vida, interviniendo para ello su colega, compañero de bachillerato y entrañable amigo doctor Baxter Martínez, quien frecuentemente le hablaba de Dios. 

Este enamoramiento, este amor por Jesús lo convirtió en un estudioso de la Biblia y un propagador de su palabra, ya sea en retiros y seminarios o yendo de casa en casa, hablando de las buenas nuevas, cumpliendo la gran comisión del Señor a sus apóstoles: Vayan y predique el evangelio por todo el mundo.   Su fe le dio fortaleza, esperanza, paciencia, mansedumbre, amor y la fuerza para soportar los dolores de su enfermedad. 

En estos fue amorosamente asistido por su esposa, Carmen López, sus hijos, Engels y Samuel y por sus hermanos, principalmente su hermana menor la licenciada Celia Villanueva Delgado, quien le prodigó abundantemente cuido y amor filial. Fernando ha cosechado lo que en abundancia sembró: amor y sumisión a Dios y todo lo  hizo con pasión, fue orador, dirigente, guerrillero, economista, administrador, abogado y notario, predicador, teólogo y un fiel amigo de Jesús. * Este es un homenaje de parte de su primo, el Lic. Victor Rodolfo Delgado Cáceres