Mié23082017

Ultima Actualizacion06:22:28 PM

medicosDestacada dermatóloga lamenta estado de los hospitales públicos Los médicos del Hospital Dermatológico...
base-ballMurió el gran Felo Ramírez   El Nuevo Herald de Miami Se apaga para siempre la voz de Felo...
amorLas cartas de María a Efraín María: “De tu María solo queda una sombra, pero esa sombra necesita...
jovenesSurge nuevo movimiento de jóvenesEl nuevo movimiento se llama "JÓVENES CON IDEAS DE PAÍS"...Proponen...
astronomiaEl eclipse del siglo •    En Estados Unidos hay eclipsomanía •    En...

Serán procesados los atacantes de diputado?

El líder liberal y diputado de la Bancada Democrática Nicaragüense, Luis Callejas, quien fuera víctima de una pedrada durante la marcha del pasado 28 de febrero, se presentó este martes ante el jefe de la Policía de Chinandega, comisionado mayor Lee Edwin López, a interponer formal denuncia contra los supuestos responsables de las lesiones sufridas,  por las que tuvo que ser hospitalizado de emergencia.
El diputado Callejas llegó acompañado por el líder nacional del liberalismo, Eduardo Montealegre, ex candidato a la Presidencia de la República y a la Alcaldía de Managua, así como por sus colegas diputados Eduardo Gómez y Carlos Langrad.
Aunque el parlamentaria afirma que no vió quien le lanzó la pedrada, la denuncia va encaminada en contra de los jefes sandinista de Chinandega Fernando Loáisiga, Luis Lindo y Juan Alberto Torres, los cuales azuzaban a las turbas.

A la salida de los dirigentes, se registraron incidentes porque mientras un grupo de personas los aplaudía, hubo quienes les abuchearon y les lanzaron bolsas con agua.

El diputado opositor Luis Callejas ha sido declarado ya fuera de peligro ante el temor de una hemorragia cerebral por el golpe que turbas sandinistas le propinaron en la cabeza el sábado, cuando participaba en Chinandega en la marcha contra el fraude electoral del pasado 9 de noviembre.

chinandega-mapa2.jpg
El parlamentario chinandegano anunció que va a interponer formal denuncia contra sus atacantes.

Callejas dijo que fue víctima de un linchamiento. En el hecho resultaron heridas más de cincuenta personas, y aunque había un gran número de policías, no hicieron nada para impedir los actos vandálicos. Entre sus agresores se encuentran a Luis Lindo, director del Silais y Fernando Loáisiga, dirigente del FNT.

Las turbas se enseñaron con Silvia Padilla, que es una persona inválida. Ella resultó con serias heridas en la cabeza.

Otro que fue golpeado fue Luis Rafael Gasteazoro, que era uno de los dirigentes de la protesta. Su hijo Luis Rafael Gasteazoro Campos también fue víctima de varias pedradas lanzadas  por las turbas. Hombres encapuchados, vistiendo camisas camufladas y armados con morteros, obstaculizaron el ingreso a la ciudad a tres buses provenientes de Chichigalpa y otros cinco que venían de El Realejo y Corinto. Otros se dedicaron a golpear a los manifestantes.

 

Con ataques violentos, los sandinistas trataron de impedir que los nicaragüenses que piensan que los resultados electorales de noviembre pasado deben ser revisados, se manifestaran en diversas ciudades del país. 

Y aunque la campaña del miedo lanzada por el oficialismo tuvo un innegable efecto en amplios sectores antisandinistas, los seguidores del Presidente Ortega no pudieron frenar el ímpetu de las muchedumbres que preguntan:¿ DONDE ESTÁ MI VOTO?

Hubo deplorables hechos sangrientos en diversos puntos del país, pero no se produjeron los mortales enfrentamientos de grandes dimensiones, de masas contra masas, que se habían previsto.

Los planes del Frente Sandinista parecía que era lanzar a las masas sandinistas contra las masas opsitoras con resultados imprevisibles, pero todo indica que los llamados, críticas y amonestaciones que recibió de la comunidad internacional, fueron considerados en alguna medida, por el oficialismo, y los planes fueron desactivados. Pero de todas maneras, los manifestantes fueron atacados a pedradas y a morterazos.

Los opositores gritaron consignas como "quién dijo miedo", "pacto no, dictadura no, democracia sí" y "de que se van, se van" en alusión a los sandinistas que están en el poder.


En el mitin con el que finalizó la marcha, Azalia Solís, del Movimiento Autónomo de Mujeres, leyó una proclama en la que pidió al Estado de Nicaragua la destitución "inmediata" de todos los magistrados del Consejo Supremo Electoral (CSE) "por organizar el fraude" de las elecciones municipales del pasado 9 de noviembre.

Otras marchas de la oposición se realizaron en las ciudades de Masaya, Chinandega, León, Altagracia en la Isla de Ometepe, Jinotega, Teustepe, Juigalpa y Puerto Cabezas, capital del Caribe Norte de Nicaragua.

Se calcula en unos tres mil el número de participantes en la marcha de Managua. Aunque esa no es una gran cifra, la oposición logró reactivarse después de las manifestaciones de protesta que se realizaron inmediatamente después de las elecciones del 9 de noviembre, las cuales han sido calificadas como fraudulentas.

Enfrentamientos en Jinotega

La colega periodista Silvia González, corresponsal de EL NUEVO DIARIO, fue atacada personalmente por el alcalde Leonidas Centeno, quien la golpeó en el pecho, después de negarase a responder por qué permitieron que turbas sandinistas no dejaran concluir pacíficamente la protesta de la Unión Cíudadana por la Democracia.

Los grupos sandinistas atacaron con pedradas y morteros a los participantes en la manifestación, que fue abortada abruptamente por la violencia.

Daniel Ortega responde

Al caer la noche, Daniel Ortega hizo su aparición en Monimbó donde se celebraba otro aniversario de la insurrección del pueblo monimboseño contra Somoza, y ahí se refiripo a la protesta de los sectores cívicos.

"Andan preguntando: Donde está mi voto, pero el pueblo no se los quiso dar", aseveró el mandatario, quien acto seguido acusó a Eduardo Montealegre de haber robado diecisiete mil millones de córdobas mediante la controvertida operación de los CENIS (Cenrtificados Negociables de Inversión), cuando se desempeñaba como Ministro de Finanzas del Gobierno de Bolaños.