Lun20112017

Ultima Actualizacion09:11:56 AM

noticias-diarionicaPolicia crea tensión en San Pedro de Lóvago Día de tensión en San Pedro de Lóvago por marcha y...
perspectivas-universitariasDuelo en UNACAD   •    Falleció el joven Guillermo de Jesús Vallecillo Alegría,...
cultura-nicaraguenseSergio Ramírez, premio Cervantes 2017   El escritor es el primer nicaragüense en obtener el...
munidal-rusia-2018Perú a Rusia 2018 •    Perú hizo historia, venció a Nueva Zelanda y volverá a un Mundial...
noticias-bancariasCARRO NUEVO ESTA NAVIDAD CON BANCO LAFISE BANCENTRO   Banco LAFISE BANCENTRO a través de...

EL CAFTA

Estados Unidos revisará el CAFTA

Estados Unidos revisará todos sus tratados de libre comercio, según medio de comunicación 'Político'

Político atribuye la información a una alta fuente de la Casa Blanca

TRUMP CORBATA

 

La Nación de Costa Rica

Estados Unidos revisará todos sus tratados de libre comercio, según medio de comunicación 'Político'

Político atribuye la información a una alta fuente de la Casa Blanca


La administración del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, está preparando una amplia revisión de todos sus acuerdos comerciales vigentes, según publicó este martes 21 de marzo el medio de comunicación Político.

El medio, especializado en noticias políticas, interpretó que la revisión incluiría todos los acuerdos vigentes, entre ellos el Tratado de Libre Comercio con Centroamérica y República Dominicana (Cafta, por sus siglas en inglés).

La información se basa en una alta fuente de la Casa Blanca dice Político, medio que hace su propio recuento de los acuerdos comerciales vigentes y dice que hay dos multilaterales, el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (Nafta, por sus siglas en inglés) y el TLC con Centroamérica, así como 12 bilaterales.


La orden del presidente Donald Trump para realizar una amplia revisión de los acuerdos comerciales cumpliría con una de las promesas de campaña, según afirma el medio de comunicación "Político" basado en una fuente de la Casa Blanca. (AP)
En declaraciones atribuidas a la fuente de la Casa Blanca, el medio especializado afirma que el objetivo de la administración es revisar cómo Internet ha cambiado los términos de los acuerdos y cómo los países han cambiado su producción en los últimos años, al examinar las importaciones y exportaciones del país.

La versión publicada, este martes por Político, contrasta con la del presidente de la República, Luis Guillermo Solís, quien se muestra confiado en que el TLC entre Centroamérica y Estados Unidos no salga perjudicado.

DEL ARCHIVO: Luis Guillermo Solís concluye, tras gira a EE. UU., que el TLC no se verá afectado

Tras la gira que realizó la semana pasada a Estados Unidos, el mandatario costarricense aseveró que el pacto comercial con Centroamérica no se verá afectado con la llegada de Trump al poder. Solís basó sus conclusiones en las reuniones que sostuvo con el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, y con congresistas de aquel país.

El exministro de Comercio Exterior (Comex), Marco Vinicio Ruiz, recordó que los TLC se pueden revisar en cualquier momento. Ese punto se acuerda y queda establecido en cada uno de ellos, agregó.

Por ese motivo, consideró, en cualquier momento Estados Unidos puede llamar a una renegociación del Cafta, aunque aclaró que para hacerlo todas las partes involucradas deben estar de acuerdo. No se realiza solo porque uno de los países lo pide, enfatizó.


Pese a respetar la posición del presidente Solís acerca de la seguridad del tratado, como exministro, Ruiz volvió a solicitar que Costa Rica instale una comisión especial que esté vigilando permanentemente el escenario político y que ayude a prepararse en caso de que se concrete un llamado a revisión.

El exministro aseguró que incluso Costa Rica podría salir con beneficios adicionales, dependiendo de cómo se haga una eventual renegociación.

Recordó que los tratados están vivos en el tiempo y se adaptan a diferentes circunstancias. Así le sucedió a Costa Rica con Colombia, que pidió cambios a menos de un año de vigencia de su TLC, recordó.

***********************************************************************************************************************

2017-02-13 09:54:35

Ventas de Nicaragua a EEUU en riesgo

EL PAÍSLas ventas latinoamericanas a EE UU, en riesgo por el proteccionismo de Trump
Las exportaciones a Estados Unidos aportan un 8% del PIB de Latinoamérica

 
El País de España ha publicado un informe sobre el impacto que podrían tener las políticas proteccionistas del nuevo Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump en Latinoamérica, incluyendo por supuesto a Nicaragua.

 

Este es el informe:

Las proclamas de Donald Trump en favor de imponer aranceles a las importaciones se ciernen como una amenaza sobre la economía latinoamericana. En 2015, la región vendió 400.000 millones de dólares (casi un 8% de su PIB) en materias y productos a su gran vecino del Norte, con el que además mantiene superávit comercial.

El efecto de medidas anunciadas por el presidente ha suscitado los temores de los países más próximos y más dependientes del intercambio comercial con EE UU, como ocurre en México ante la imposición de aranceles a los automóviles, pero también inquietan a economías más alejadas y menos exportadoras a Estados Unidos; es el caso de Argentina, que ya ha sufrido el veto a la venta de limones. Otros países, en cambio, pueden presumir de una exposición menor a los arrebatos neoproteccionistas de la nueva Administración estadounidense, que también ha puesto en cuestión los acuerdos de libre comercio.

México

Si un país debe temer el giro proteccionista que ha anunciado Donald Trump, ese es México. Más de la cuarta parte de su PIB depende directamente de la venta de productos al país norteño y el grueso de ellas se concentra en dos sectores que están en el punto de mira del nuevo presidente de la primera potencia mundial: la manufactura de aparatos electrónicos y otro tipo de maquinaria (casi el 40% total) y la de vehículos (el 25%). En el lado contrario, la parte más resiliente de sus ventas a EE UU serían las materias primas, fundamentalmente petróleo (9%) y oro (1%).

Sin embargo, México se guarda varias balas en la recámara si la Administración Trump opta finalmente por imponer un arancel del 20% sobre las manufacturas mexicanas, tal y como ha sugerido en las últimas semanas. La Organización Mundial del Comercio (OMC) impediría de plano un gravamen de esa cuantía. Incluso con el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) hecho trizas, el arancel máximo que podría imponer EE UU sobre la media de los productos mexicanos —varía en función de cada categoría— sería del 3,5%. Además, las cuantiosas inversiones de grandes empresas estadounidenses en su territorio y la elevada integración de México en las cadenas de valor de su vecino del norte juegan claramente a su favor.

 Las ventas latinoamericanas a EE UU, en riesgo por el proteccionismo de Trump

El impacto de las medidas proteccionistas estadounidenses, en todo caso, no sería uniforme en suelo mexicano. Los Estados más impactados serían, por mucho, los del Norte: Chihuahua, Baja California, Tamaulipas y Coahuila, todos ellos muy dependientes de la venta de productos a EE UU. En el lado contrario, Quintana Roo, Baja California Sur, Colima y Ciudad de México apenas verían tambalearse su PIB directamente. Sin embargo, sí sufrirían indirectamente los efectos de la ralentización económica del conjunto del país.

Guatemala

Aunque casi cuatro de cada diez quetzales que obtiene por la vía exportadora proceden de EE UU, su dependencia en términos de PIB (algo más del 6%) es inferior a las de El Salvador, Honduras, Nicaragua y, por supuesto, México. El grueso de sus ventas a la primera potencia mundial se concentra en productos alimenticios —bananas (16%), café (7,7%) y melones (4,2%)—, pero materias primas como metales preciosos de toda índole (8,3%), oro (8,4%), petróleo (5,1%) y azúcar (3,1%) tienen amplia presencia en la cesta exportadora guatemalteca hacia la primera potencia mundial. También los textiles de todo tipo, que suman casi el 20% del total. Los vínculos comerciales entre ambos países se rigen, desde hace 11 años, por el tratado de libre comercio CAFTA.

Honduras

Con prácticamente la cuarta parte de su PIB (23%) dependiente de las ventas a Washington, Tegucigalpa tiene razones para temer el giro en la política comercial estadounidense. La mejor noticia hasta la fecha es, quizá, que nadie en la Administración Trump ha abogado públicamente por la renegociación del tratado que simplifica la llegada de productos hondureños a EE UU. Más allá de ese factor, emergen las dudas: la mitad de sus ventas a EE UU son textiles —susceptibles de ser afectadas por un crecimiento de las restricciones comerciales— y cualquier medida proteccionista sobre México, como la ruptura o renegociación del TLCAN, le pasaría factura por la vía indirecta: casi el 6% de sus exportaciones acaban en el principal líder regional.

El Salvador

Estados Unidos copa el 45% de las ventas exteriores salvadoreñas, pero estas apenas suponen el 10% de su PIB, una cifra muy inferior a la de sus pares regionales. Sin embargo, los riesgos para el país centroamericano tienen más que ver con la distribución sectorial de las exportaciones a la primera potencia mundial: más del 60% son textiles, un nicho susceptible de verse afectado por las restricciones a las importaciones que promete Donald Trump. Sin embargo, la escasa atención que el nuevo presidente de EE UU ha dedicado al resto del mundo —sus diatribas han tenido a México y China como objetivos prioritarios— juega a su favor. Hasta ahora, la Administración Trump no ha prometido ningún cambio en el CAFTA, el tratado comercial que permite a El Salvador y otros países de la región vender sus productos en EE UU.

Nicaragua

El país centroamericano es, junto con México, el más vulnerable al giro anunciado en la política comercial estadounidense. Pese a su compleja situación política, su economía lleva dos años creciendo a tasas del 5%, la envidia para prácticamente cualquier país de la región. Pero la llegada de Trump a la Casa Blanca supone un riesgo de entidad para el Gobierno de Managua: su PIB depende en más de un 25% de las ventas de productos a Estados Unidos. Dentro del capítulo exportador destaca el sector textil —que supone prácticamente la mitad de sus exportaciones al país norteamericano—, seguido por la carne de bovino (8,8%), el café (7,8%) y el oro (7%). De esas categorías de productos, la más afectada por un crecimiento del proteccionismo estadounidense sería la manufactura textil, donde los aranceles tienen mayor impacto.

Costa Rica

Con una dependencia de las exportaciones a EE UU superior al 8% de su PIB, el país tico sería, tras México, Nicaragua y sus vecinos del triángulo del Norte de Centroamérica (Guatemala, Honduras y El Salvador), el más afectado por el giro proteccionista estadounidense. El grueso de las exportaciones se corresponde, sin embargo, con alimentos como frutas tropicales (19%), bananas (17%) o café (6,8%), una categoría menos golpeada que las manufacturas por las medidas proteccionistas que se vislumbran con la llegada de Trump a la presidencia de EE UU. Costa Rica es miembro del CAFTA, el tratado de libre comercio entre EE UU y los países centroamericanos al que, por el momento, Trump no se ha referido ni en su campaña ni en sus primeros días de presidencia.

Panamá

El país centroamericano es una rara avis regional. Muy intensivo en el sector servicios, la venta de productos a EE UU aporta menos de un punto porcentual a su PIB. Dentro de ese pequeño nicho, destacan los productos del mar (pescado fresco y crustáceos), que suponen prácticamente la mitad de las ventas a la primera potencia mundial. El resto es, en su mayoría, materias primas como el oro o el azúcar en bruto, lo que le convierte en uno de los países de Iberoamérica que menos daño sufriría en caso de un cerrojazo comercial estadounidense. EE UU es solo el cuarto máximo importador de productos del istmo, a mucha distancia de países como Ecuador, Guatemala o Corea del Sur.

Cuba

El país caribeño es una de las economías más cerradas del planeta, con un nivel de exportaciones sobre PIB solo ligeramente superior al 7%. Además, el embargo (o bloqueo, como se le denomina en la isla) impuesto por Washington en la década de los sesenta —la primera exportación con destino a EE UU en casi 60 años fue hace tres semanas— inmuniza a Cuba frente al nuevo paradigma comercial estadounidense. El único impacto podría venir por la vía indirecta: su primer socio comercial es China, a su vez uno de los máximos enemigos de la Administración Trump.

República Dominicana

El país caribeño es uno de los Estados latinoamericanos que más diversificadas tiene sus exportaciones a EE UU por grupos de productos. Los instrumentos ópticos y médicos suponen el 18% de las ventas totales a la primera potencia mundial, seguidos del tabaco (11%), los equipos de protección contra variaciones de voltaje (8,6%), las camisetas (5,6%), las zapatillas de piel (5,2%) y la joyería (4,9%). Las ventas a EE UU suponen menos del 7% del PIB, lo que le encuadra en el grupo de países de dependencia media. Las relaciones comerciales entre ambos países se rigen por el tratado de libre comercio con América Central: el CAFTA.

Venezuela

En el caso de Venezuela, las exportaciones suponen el 4% del PIB de su maltrecha economía. El petróleo, con un 85% en 2014 (una cifra que fue del 89% en 2010), es el principal y casi único intercambio con Estados Unidos, pero los cambios en el precio del crudo han hecho variar los ingresos. En 2009 se recibieron 26.500 millones de dólares en ese concepto, que subieron hasta 40.000 en 2011 y bajaron hasta 28.200 en 2014. A gran distancia, la segunda materia más exportada son los químicos (496 millones de dólares en 2014). Venezuela importa electrónica (sobre todo telefonía)

Colombia

Al igual que en la vecina Venezuela, el crudo desempeña un papel importante en la relación de EE UU con Colombia: en 2014, suponía el 52% de las exportaciones, justo antes de que el precio del oro negro se desplomara. El pasado año, el país dejó de percibir entre 15 y 20 miles de millones de pesos por ese motivo.

El otro oro, el metal precioso, es la segunda materia prima en la canasta exportadora y supuso el 7,5% de las ventas en 2014. El auge de la minería ilegal, dominada por el narco y los grupos herederos del paramilitarismo, ha reorientado el negocio de la droga a este preciado metal. Según el último Informe Mundial de Drogas de la ONU, los cárteles colombianos obtienen cada año entre 941 y 1.411 millones de euros por las exportaciones de cocaína y heroína. Solo la mitad que sus ingresos por el oro ilegal: entre 1.787 y 2.446 millones.

Ecuador

El país andino que más depende de las exportaciones con Estados Unidos es Ecuador. Al vecino del Norte llegó un 41% de todo lo exportado en 2014. El 67% del intercambio tiene que ver con el petróleo, aunque destaca el 7,7% de crustáceos y un casi 4% de plátanos. El oro también sale en grandes cantidades del país suramericano y aporta 808 millones de dólares en ingresos.

Perú

La decisión de Trump también ha golpeado al otro país sudamericano, junto a Chile, que integra el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TTP). Perú verá complicadas las relaciones con su segundo mayor cliente después de China. En 2014, su cuenta con Estados Unidos alcanzó los 6.300 millones de dólares, el 16,15% de los 39.000 millones que sumaron en 2014 sus ventas al exterior. La cuarta parte de las exportaciones peruanas a Estados Unidos corresponde a crudo o refinados de petróleo.

Bolivia

A diferencia de otros países del área andina, el país que no depende tanto de las exportaciones con el gran socio americano es Bolivia (3% del PIB), uno de los Estados que más ha crecido en los últimos años, desde la llegada de Evo Morales al poder. El 66% del intercambio tiene que ver con el oro, a lo que se suman los productos de joyería, plata y los desechos de metales preciosos, pero también el estaño en bruto, casi un 10% de todo lo exportado.

Chile

Chile exportó en 2014 productos por 77.000 millones de dólares, de los cuales 9.340 millones fueron a parar a Estados Unidos, el 12,12% del total. Estados Unidos es el segundo mayor comprador de exportaciones chilenas después de China, lo que hace suponer que una eventual reducción de las ventas no pasará desapercibida en el país suramericano, sobre todo porque en 2014 el 24% de las ventas a Washington fueron de cobre refinado, principal fuente de divisas para Chile, además de pescado (15%) y uvas (15%).

Las relaciones comerciales entre Chile y Estados Unidos se rigen bajo el paraguas de un Tratado de Libre Comercio (TLC) vigente desde el 1 de enero de 2004. Pero el canciller chileno, Heraldo Muñoz, ya advirtió en noviembre pasado, apenas confirmado el triunfo electoral de Trump, que está en las facultades del republicano "derogar unilateralmente acuerdos de libre comercio, incluso el de Chile".

Aunque Trump no se ha referido al TLC con Chile, ya ha dado un paso concreto en el deterioro de las relaciones comerciales con ese país cuando cumplió su promesa de retirar a Estados Unidos del TTP, un acuerdo con once países de la cuenca del Pacífico promovido por Barack Obama, del que también forma parte Perú.

Argentina

El Gobierno argentino insiste en que su país está muy protegido de una posible ola proteccionista de Trump. Después de 13 años de kirchnerismo, muy enfrentado a EEUU, la relación comercial entre ambos países se ha reducido mucho. Las exportaciones a Estados Unidos no son tan claves para Argentina como para México. Aún así, algunos productores están inquietos. Nada más llegar al poder, Trump ha bloqueado la importación de limones argentinos que Obama había autorizado. Es solo un gesto, y no es clave, porque los limones argentinos llevaban 15 años sin poder entrar en EEUU, pero supone un aviso de lo que puede venir.

Las exportaciones de Argentina a EEUU solo suponen el 0,6% del PIB del país austral, frente a un 25% de México. Aún así, EEUU no deja de ser un mercado importante. Es el tercer destino de las exportaciones argentinas, después de Brasil y China (adonde va buena parte de la soja, que es producto estrella nacional). Pero Argentina no supone una amenaza comercial para Trump, porque el país austral importa más de lo que exporta a la gran potencia: las exportaciones a EEUU suponen un 6% del total, mientras las importaciones llegan al 14%.

En 2014 Argentina exportó por valor de 69.000 millones de dólares, pero de ellos solo 4.100 fueron a EEUU. Buena parte de esas exportaciones, la mitad, es petróleo que después se refina en este país y acaba de nuevo en Argentina (supone el 23% de las importaciones), un país que tiene unos graves problemas de suministro energético pese a tener un gran potencial petrolero y gasístico.

Uruguay

Una realidad bien distinta enfrenta Uruguay. Sus exportaciones sumaron 9.200 millones de dólares en 2014, pero sólo 466 millones correspondieron a ventas destinadas a Estados Unidos (5% del total), pese a ser su tercer principal cliente después de Brasil y China. Más del 50% de los envíos correspondieron a carne vacuna o derivados.

Paraguay

El impacto de un posible mayor proteccionismo en Washington también será apenas perceptible en Paraguay. Estados Unidos no figura entre sus cinco principales clientes (un listado que lideran Brasil, Rusia y Chile), con compras por 209 millones de dólares. La cifra representa solo el 2,7% de los 7.700 millones de dólares que Paraguay recibió de ingresos por sus ventas al exterior en 2014. El 28% de las exportaciones paraguayas a Estados Unidos corresponden a azúcar en bruto, el 22% a granos de soja y el 3% a otras oleaginosas.

Brasil

Para la primera potencia latinoamericana, su homóloga del Norte es un miembro destacado de su variada cartera de clientes, pero no el que más: en 2014 le vendió petróleo crudo por valor de 3.850 millones de dólares, materiales aeronáuticos valorados en casi 2.000 millones y productos derivados del metal por 1.500 millones. En total, hicieron negocios por valor de 30.000 millones de dólares, un porcentaje pequeño de los casi 200.000 millones que facturó Brasil, pero aun así, Estados Unidos volvió a ser su segundo socio comercial más importante. Solo China le superaba.

Aquel fue el último año en el que ambos países se encontraron a la vez en una situación estable. Desde entonces, la economía brasileña ha venido encogiéndose a un ritmo a veces preocupante (entra ahora en su tercer año de la recesión más grave en 30 años) y Estados Unidos se ha convertido en un cliente impredecible en manos de Donald Trump. El volumen y los productos exportados se ha mantenido relativamente idéntico (32.000 millones en 2015) hasta ahora, cuando esos dólares significan más que antes para el PIB brasileño, pero nadie se atreve a afirmar a que siga así en el futuro.

Sin embargo, eso no quiere decir que la industria esté necesariamente preocupada: para unos, porque es probable que la Casa Blanca no llegue a desconfiar de su socio comercial número 12; para otros, porque ven factible vender a China todo lo que Estados Unidos ya no quiera. Cambiar una tradición americana más está, también esta vez, en manos de la Casa Blanca.

*************************************************************************************************************************************************************************************

2015-12-25 12:52:10

 PAÍS CRECERÁ ARRIBA DEL 4%
jose-adan-aguerri LA VOZ

 

Empresarios resaltan comportamiento de economía nicaragüense

Este es un despacho de la Agencia  ACAN-EFE publicado hoy por La Nación de Costa Rica

 

La principal cúpula empresarial de Nicaragua destacó que en el 2015, la economía de ese país crecerá por encima del 4%, por quinto año consecutivo.

“Esta es la primera vez, desde el año 90 (del siglo pasado), que tenemos cinco años consecutivos de crecimiento por encima del 4%”, subrayó el presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) , José Adán Aguerri.

La economía nicaragüense cerrará el 2015 con un crecimiento de entre un 4,3% y un 4,8%, y registrará una inflación anual de 2% a 3% , según el Banco Central de Nicaragua.

El producto interno bruto (PIB) de Nicaragua creció un 4,7% en el 2014 y cerró con una inflación de 6,43 %, según cifras oficiales.

El PIB de Nicaragua creció un 4,6 % en el 2013; un 5,2% en el 2012; y un 5,4% en el 2011, según datos oficiales.

“Para nosotros, esto es un logro del país, un logro del trabajo que hace el sector privado, un logro del esquema que ha permitido que entre el sector privado, los trabajadores y el Gobierno, podamos estar presentando este tipo de resultados”, resaltó el dirigente gremial.

Observó que el crecimiento económico promedio de Nicaragua entre los años 2000 y 2004 fue de un 3,1%; y del 2005 al 2009 bajó a un 2,8% producto de la crisis económica internacional.

No obstante, anotó que en el periodo que va del 2010 al 2014, la economía nicaragüense ha crecido un promedio del 4,7%, sin incluir el crecimiento estimado de este año.

Asimismo, el titular del Cosep sostuvo que Nicaragua se ha posicionado como un país atractivo para las inversiones, y eso es reconocido por la mejora en las calificaciones que le otorgan las diversas agencias de riesgo internacionales.

Aguerri mencionó la alianza entre Gobierno, trabajadores y empresa privada como uno de los factores que determinan una mejor posición del país ante las agencias de riesgo.

Nicaragua espera cerrar el 2015 con $1.513 millones en inversión extranjera directa, el 4,56% más de lo captado en el 2014.

***************************************************************************************************************************************

 2014-05-07 08:13:55

Panamá con el más alto crecimiento

CRECIMIENTO 

Producción nicaragüense y panameña crecerá más

Reporta: Guillermo Treminio

Balance Económico de la Cepal, señala que la producción panameña será de un 7% y la de Nicaragua un 5%, como las naciones del istmo con mayor aumento para 2014.

Las expectativas de crecimiento del PIB para 2014 apuntan que serán Panamá y Nicaragua los países del istmo con mayor aumento.
Así se destaca del último Balance Económico de la Cepal, que señala que la producción panameña será de un 7% y la de Nicaragua un 5%.

El informe revela que este año puede marcar un punto de inflexión y abrir un periodo de ajuste fiscal en varios países de la región donde hubo cambio de gobierno, como en Chile, El Salvador, Panamá y Costa Rica.

Además, concluye que este año conllevará importantes desafíos en materia de política macroeconómica y de financiamiento externo para la región.

1. Panamá
Con una expectativa de crecimiento del 7%, Panamá encabeza la región. Este país tiene una de las tasas de desempleo más bajas del continente y tuvo un gasto importante en la obra del metro.
 
2. Bolivia
Crecerá alrededor de un 5,5%. La relación entre el PIB y las reservas internacionales cayó más de dos puntos porcentuales en 2013, pero fue uno de los países con menor deterioro en su balance fiscal.
 
3. Perú
Con una expectativa de crecimiento del 5,5%, junto con Bolivia, es el país con mejor balance fiscal de la región. Se registró una desaceleración de la economía en 2013, con respecto a 2012.
 
4. Ecuador
Se espera que su producción crezca un 5% este año. Sus niveles de endeudamiento fiscales son similares a los de Costa Rica. Junto a Panamá y Guatemala es el país con mejores índices de ocupación laboral.
 
5. Nicaragua
Se pronostica un crecimiento del 5% del PIB. Finalizó 2013 con su cuenta fiscal balanceada, sin déficit y sin superávit. La actividad minera mostró un crecimiento, así como el sector de la construcción.

 

 

__________________________________________________

PANORAMA SOMBRÍO


Domingo, 29 de Marzo de 2015


El BID ve venir tiempos difíciles

Niño triste 

EL PAÍS DE ESPAÑA

Latinoamérica afronta el reto de ajustar en pleno parón económico
El Banco Interamericano de Desarrollo aboga por la receta del recorte fiscal para la mayoría de los países

José Ignacio recorre barrios del Gran Buenos Aires (periferia) con su bicicleta para ofrecer detergente y otros productos de limpieza que compra a granel y fracciona en botellas de refrescos de medio litro. También subsiste con algunas tareas de albañil y con las asignaciones estatales que recibe por sus dos hijos, de 65 euros mensuales por cada uno. Teme que en las elecciones presidenciales de Argentina, de octubre próximo, gane algún candidato que quiera eliminar ese subsidio, pese a que todos los candidatos prometen mantenerla. Lo que puede suceder es que se recorte. Por lo menos eso es lo que sugiere el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en el informe macroeconómico que difundió este domingo en Busan, Corea del Sur, uno de los países donantes de la entidad y sede de la reunión anual de 2015.

En su informe, el BID prevé un escenario base en el que Latinoamérica crecerá al 2,7% anual entre 2015 y 2017, por debajo del 4,7% del periodo 2003-2008, cuando se apreciaban las materias primas que la región exporta y antes de que la crisis mundial destrozara todos los pronósticos. Esos cálculos se basan en la perspectiva de una recuperación de EE UU, un bajo crecimiento de la Unión Europea y una desaceleración de China. Pero si el escenario internacional empeora, la economía latinoamericana solo crecería un 1% anual durante los dos próximos años. Si al menos EE UU empuja en un contexto negativo para el resto de las regiones, la expansión alcanzaría el 1,3%, según el BID.

 "América Latina y el Caribe se enfrentan a varios años de crecimiento relativamente lento y a algún riesgo macroeconómico potencialmente grave", advierte el documento que coordinó el asesor principal de economía del BID, el británico Andrew Powell, considerado un liberal. El reporte advierte sobre el impacto del nuevo contexto en las deudas de las grandes empresas latinoamericanas y, por consiguiente, en sus sistemas bancarios.

 "Los menores precios de las materias primas y un mayor gasto inflexible amenazan con erosionar avances", advirtió el economista jefe del BID, el español José Juan Ruiz. "Los países deberán encontrar la forma de incrementar sus ingresos y mejorar la eficiencia del gasto, y a la vez proteger sus logros sociales", añadió.

 El informe explica como "la mayoría de las economías de América Latina y el Caribe no se encuentran en posición de pensar en políticas contracíclicas" para contrarrestar la desaceleración económica "y actualmente contemplan cómo reducir los déficit fiscales". Entre las excepciones figuran Perú, Colombia, Chile y Guatemala, según el BID.

 El documento dedica uno de sus ochos capítulos a recomendaciones sobre ajustes del gasto social. "En salud, la región se ubica entre 12 y 44 puntos porcentuales por debajo de las naciones más eficientes en generación de una expectativa de vida saludable con los recursos disponibles. En educación, el gasto se elevó desde el 4,2% del PIB al 5,6% del PIB en 13 años, con pocas evidencias de una mayor efectividad", enumera el BID.

 El banco también critica las ayudas a los más necesitados pobres como las que recibe el vendedor del Gran Buenos Aires. El BID señala que tendrían que focalizarse solo en las víctimas de la pobreza extrema y que "en varios países el valor de las transferencias han aumentado hasta el 40% del ingreso de los hogares", pero ese nivel "debería ser de una magnitud razonablemente modesta, no superior al 20% o 25%". Tampoco se priva de objetar los "altos costes laborales asociados al salario mínimo", que también mejoró en los últimos años en la región.

 A los países con mayor recaudación tributaria, como Brasil y Argentina, el banco les recomienda la eliminación de exenciones impositivas y el recorte de gasto "ineficiente". A los de baja carga fiscal y poco gasto público, como los de América Central, les advierte de que será difícil reducir subvenciones. El BID además advierte sobre el elevado el fraude fiscal en toda la región: "El porcentaje de contribuyentes registrados que no presentan su declaración es de hasta una tercera parte de todos los contribuyentes activos, tanto para el IVA como para el impuesto sobre la renta (personal e impuesto de sociedades) y el porcentaje de contribuyentes que son inspeccionados y auditados son solo una pequeña fracción de los contribuyentes activos".

 

***************************************************************************************

25 de septiembre de 2013

Así van las exportaciones de Nicaragua en relación al resto del área

Exportaciones 1Exportaciones 2