Lun23102017

Ultima Actualizacion11:59:57 PM

iglesiaLos obispos ven apatía a pocos días de las elecciones Los obispos emiten mensaje y dicen: La...
noticias-diarionica¿Votará usted en las Elecciones Municipales? ¿Por quién? DiarioNica encomienda encuesta a prestigiosa...
ninosÚnete a la carrera por las niñas Por: Freddy Rostrán A. "Niñas seguras, Nicaragua más fuerte", dice...
derechos-humanosMilitares asesinan a campesino   •    El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos...
fdlFinanciera FDL llega a Rosita   La población de Rosita en el Triángulo Minero, Ya cuenta con una...

CELIA CRUZ

Recordando a Celia

CruzCelia 

LA BURUNDANGA
 
Celia Cruz. Mi inolvidable amor. Que Dios la tenga en su reino. No puedo olvidar a esta cubana excepcional, pues fue, en las fiestas de mi natal Jinotepe que, siendo un bebe, quizás siete años, cuando adultos me hicieron bailar con una niña en plena calle de mi barrio la Burundanga. Allí conocí a Celia Cruz. Mi primera “bailada” con Celia.

Fiestas del Santiago Apóstol. Julio, mes de la lluvia y la siembra. Jinotepe bailando al son de la Matancera y de la voz inconfundible de Celia. Mi abuela, Venancia Petronila Narváez Viuda de Portocarrero, -La Mamanancha- “pagaba” promesas a “Chaguito” y las comilonas y bailaderas eran por todas las calles de los Campos de Chilotes.

Hoy, ya en mi particular otoño, observo con matices de decepción la “vida” de Celia Cruz en la televisión. Un desastre al igual que las novelas mexicanas impregnadas de todo lo estéril que pueda producir el comercio televisivo de los aztecas. Eso consume mi pueblo. Total estado de anticulturalización. Antivalores.
 
Al morir Celia lloré al igual cuando murió Mario Moreno Cantinflas. Ambos me hicieron feliz. Celia con su Burundanga y Cantinflas con su fino humor y su profundo humanismo. Ambos, cada quien con su talento, sin duda que hicieron felices a gran parte de la humanidad. Se agradece.
 
Henry Briceño Portocarrero
San Rafael del Sur, Nic.