Jue22022018

Ultima Actualizacion04:21:17 AM

juan-lanzasPrimera empresaria en romper el silencio Pinita Gurdián Mántica se pronuncia ante las barbaries...
bellezas-naturales-de-nicaraguaConociendo la otra Nicaragua Por: Freddy Rostrán A.  En la finca ecoturística Kilimanjaro,...
terror-en-estados-unidosMasacres escolares, la pesadilla americana Dolor e impotencia en vigilia por las víctimas de...
fdlFDL NÚMERO UNO EN MICROCRÉDITO EN LA REGIÓN CENTROAMERICANA Y EL CARIBE Bajo el lema “Promoviendo...
amoresCarl y Elena, un amor que traspasó la muerte El caso de un hombre que tuvo relaciones sexuales con el...

INFORMACIONES SECRETAS

El gobierno oculta información sobre el desempleo

ADOLFO ACEVEDOEl INIDE dejo de publicar las Bases de Datos de la Encuesta Continua desde el IV Trimestre de 2012

El economista Lic. Adolfo Vogl analiza el problema del desempleo en su página de Facebook

El economista Lic. Eduardo Solórzano propone un foro para debatir sobre el problema

EduardoSolorzanoWebCiudadana afirma que tenemos que creer en las cifras del gobierno como si se tratara de la palabra de Dios

Por: Freddy Rostrán A.

Estas son las reflexiones del Lic. Adolfo José Acevedo Vogl en su página de FACEBOOK:

 LA CEPAL Y LAS CIFRAS SOBRE DESEMPLEO EN NICARAGUA

Como deciamos antes, la CEPAL, como todos los demás organismos internacionales, se basan en las cifras oficiales, proporcionadas por el BCN, para elaborar sus informes.

Examinemos ahora el caso de las cifras de empleo y desempleo. En el informe sobre las tasas de empleo y desempleo publicitadas hace relativamente poco tiempo por el BCN, podemos leer lo siguiente:

"En el segundo trimestre de 2017, la tasa de desempleo abierto a nivel nacional ubicó en 3.8 por ciento, registrando un descenso de 0.8 puntos porcentuales con relación al segundo trimestre de 2016, cuando fue de 4.6 por ciento".

Recuerde que, cuando se afirma que la tasa de desempleo abierto es de 3.8 por ciento, se esta diciendo que el porcentaje de personas economicamente activas que se encuentran empleadas (tasa de empleo) es del 96.2 por ciento.

En su informe sobre Nicaragua, la CEPAL simplemente adopta estas cifras: "La tasa de desempleo abierto disminuyó del 4,6% en el segundo trimestre de 2016 al 3,8% en el mismo trimestre de 2017".

Ahora bien, de donde provienen estas cifras, publicitadas por el BCN, y sencillamente reproducidas por la CEPAL? Segun el BCN, provienen de la Encuesta Continua de Hogares (ECH) del INIDE, que es una encuesta trimestral especializada en la medicion del empleo.

Pero el INIDE dejo de publicar las Bases de Datos de la Encuesta Continua desde el IV Trimestre de 2012, violentando lo establecido en el DECRETO DE APROBACIÓN Y PUESTA EN VIGENCIA DE LA POLÍTICA DEL INSTITUTO NACIONAL DE INFORMACIÓN DE DESARROLLO (INIDE) SOBRE ACCESO A BASES DE DATOS DE CENSOS Y ENCUESTAS.

Este Decreto establece la obligacion de publicar las bases de datos de las Encuestas y los Censos, y el mismo fue emitido en cumplimiento de la Condicionalidad de un "Prestamo de Politicas" del BID.

Sin la publicacion de las Bases de Datos de la ECH, resulta sencillamente imposible evaluar las cifras de empleo publicitadas por el BCN. Dado que desde hace 5 años no se publican dichas Bases de Datos, el BCN puede aparecer diciéndonos que la tasa de desempleo es del 5% o el 4%, y no tenemos manera alguna de comprobarlo.

De nuevo, nos encontramos en la situacion comentada por Melba Castillo: “El primer problema que identifico es que no hay acceso a la información, alguien nos dice que estamos bien y le tenemos que creer como palabra de Dios, porque no hay manera de saber si eso es cierto o no, …porque para saber cómo estamos, aquí te volvés loca tratando de investigar si esto es así o no”.

La pregunta que he venido formulando es simple: Por qué se mantienen ocultas, como verdadero Secreto de Estado, las Bases de Datos de la ECH?. La información publica no es patrimonio privado de los funcionarios, es patrimonio público, es decir, de todos los ciudadanos y ciudadanas, y tenemos el derecho irrenunciable a conocerla. 

Comentarios en FACEBOOK

COMENTARIOS FACEBOOK

****************************************************************************************************

2012-04-17 15:38:00

Profesionales no encuentran trabajo

¿Qué hacer ante alarmante desempleo

de profesionales?

JUAN ALEGRIA GUERRERO 2010

Rector Alegría de UNACAD refuta a CONAPRO  

El Presidente de CONAPRO Dr. Arturo Prado ha señalado que las universidades están formando futuros desempleados

Rector de la UNACAD opina:

“…. El problema del desempleo seguiría existiendo en Nicaragua aunque cerraran las 53 universidades”

“El hecho de que haya varias universidades que tengan la misma carrera no es malo, porque la competencia obliga a mejorar la calidad”

Esa es la respuesta del Dr. Juan Alegría Guerrero, Rector de la Universidad de Administración, Comercio y Aduana (UNACAD), al Dr. Arturo Prado sobre su afirmación de que las universidades privadas están generando futuros empleados, tomando en cuenta que las universidades forman 4 mil nuevos profesionales anualmente y sólo el 10% de ellos encuentra empleo.

En la siguiente entrevista el rector de la UNACAD, además de expresar sus consideraciones sobre las declaraciones del Dr. Arturo Prado, habla sobre los proyectos de futuro que tiene la Casa de Estudios que él dirige, como la apertura de 3 nuevas carreras que no existen en el país.

Por último, nos cuenta sobre la tendencia de la matrícula en la UNACAD y hace un llamado a los demás rectores a que centren sus esfuerzos en Managua y León, que son las 2 ciudades universitarias, y diseñen un plan de becas para estudiantes de escasos recursos de los departamentos, en lugar de abrir recintos en sus lugares de origen.
    
He aquí las declaraciones del Dr. Juan Alegría Guerrero:

Respetando el punto de vista del Dr. Arturo Prado, porque hay que respetar las opiniones y la libertad de expresión que está garantizada en este país por la Constitución. Quiero afirmar de inicio que disiento un poco con el Dr. Arturo Prado, por no decir que disiento totalmente.

En primer lugar el problema del desempleo es un problema macroeconómico y me extraña muchísimo que el Dr. Arturo Prado afirme que las universidades están formando futuros desempleados, dándole a las universidades como que son las causantes del desempleo en Nicaragua.

Eso es desconocer un poco de macroeconomía, un poco de economía y es como que yo le de a este gobierno (del presidente Daniel Ortega) que él es el que causa el desempleo o el que ha causado el desempleo.

El desempleo es un fenómeno universal, que hasta potencias como los Estados Unidos tienen hoy casi el 12 % de desempleo, que están alarmados. En Europa España e Italia andan por el 20% y jamás se le ha ocurrido a algún profesional en Europa o Estados Unidos ni en América, yo creo que sólo al Dr. Arturo Prado, afirmar que las universidades de Francia o de Harvard (en los Estados Unidos) u otra universidad tal vez pequeña genera desempleo o forma desempleados en cada país donde funcionan.

Entonces, esta afirmación es muy desventurada, carece de argumentos y mi respuesta al Dr. Arturo Prado sería que revise sus declaraciones, porque el problema del desempleo seguiría existiendo en Nicaragua aunque cerraran las 53 universidades. ¡Imagínese que cerraran todas! El problema del desempleo continuaría, no sería la solución cerrar las universidades.

Pero, él no habla de cerrar las universidades sino de distribuirse la oferta académica, es decir que unas ofrezcan las carrera de derecho y contaduría; y otras, la de ingeniería, no que al año egresan muchos abogados y contadores y no encuentran empleo.

Esa es otra falacia del Dr. Arturo Prado sin base científica y técnica, lo ideal podría ser eso. En la antigua Unión Soviética había ese tipo de división. Parece que el Dr. Arturo Prado se debe de haber graduado en una universidad de la antigua Unión Soviética, porque ese modelo  es el cubano y el ruso donde las universidades de ingenieros sólo formaban ingenieros, no sé si todavía es así en Rusia, pero en Cuba es así, que es copia de la Unión Soviética, no de Rusia actual. Las que formaban medicina eran los institutos médicos, las que formaban profesores eran los institutos pedagógicos en la URSS y así por el estilo.

El Dr. Arturo Prado está queriendo que adoptemos un modelo que ya dio al traste hace más de 25 años. Parece una buena idea de primas a primera proponer eso, pero  precisamente si esa fuese la idea que resolvería lo que dice anteriormente la primera falacia o primer argumento falso, que las universidades forman desempleados y si eso fuese de que cada universidad sólo ofreciese derecho y la otra sola ofreciera ingeniería y eso resolviera el problema del desempleo tenga la seguridad que todo el CNU y todos los rectores ya lo hubiéramos acordado y lo hubiéramos hecho, pero eso no resolvería el desempleo.

Eso se hizo en la Unión Soviética para especializar a cada universidad en un campo dado, no para resolver el problema del desempleo que en la URSS nunca se terminó, porque hoy Rusia tiene desempleados.

Repito, el problema del desempleo es un problema macroeconómico, sea que las universidades repitan carreras o no las repitan, el desempleo ahí va a estar. Parece que el propone una solución, que es muy loable si ese fuera el propósito, y no ligarlo con el desempleo, y felicitaría al Dr. Arturo Prado si lo que pretende es que nos especialicemos en un campo dado cada universidad. Estoy de acuerdo. Pero si él lo vincula con el desempleo no tiene pies ni cabeza esa afirmación.

Eso es como otra propuesta que él hace que en lugar de que se incrementen universidades se debe incrementar los institutos técnicos. Eso no resolvería tampoco el problema del desempleo, si es eso lo que le preocupa al Dr. Prado. ¡Imagínese que pasáramos de los 10 institutos técnicos que tenemos en Nicaragua a tener 53 como las universidades! Eso también –siguiendo el esquema del Dr. Prado- generaría desempleos; porque generaría miles de carpinteros, miles de albañiles -que son los que él menciona en su entrevista- si en este momento los albañiles, los carpinteros y electricistas andan desempleados, porque la industria, la construcción está en un proceso claro de recesión.

La empresa privada no está construyendo más proyectos de viviendas porque ha habido una intervención del estado en construcción de viviendas para fines sociales; o sea, vivienda de bajos precios y eso ha desestimulado la inversión y aunque no lo hubiera hecho el estado y hubiera continuado la empresa privada la recesión hubiera llevado al fracaso a estas empresas de construcción de viviendas, porque éstas son muy caras para los ingresos que hay en Nicaragua.

Prácticamente los residenciales que se están construyendo en Nicaragua los compran nicaragüenses jubilados que vienen de los Estados Unidos o gente que envía remesas para que se compren, pero los nicaragüenses que viven aquí ganando un salario básico de 3 mil córdobas, que es el salario básico para el sector de los servicios, no podrá comprar. Lo que podrá alquilar es un cuarto en esas cuarterías de los barrios. Penosamente hay que admitir esto.

La propuesta del Dr. Arturo Prado es descabellada, que cree resolver el problema del desempleo creando más institutos técnicos de albañiles, carpinteros, electricista; que tampoco digo que es mala la idea, pero el desempleo no lo van a acabar los institutos técnicos y universidades. El desempleo no lo generan ellos. Es un problema macroeconómico que sólo lo puede resolver Nicaragua a través de la inversión estatal, privada, extranjera o nacional, y que genere empleos masivos para la población de Nicaragua. Mientras eso no ocurra no habrá mayor empleo y ahí sí va a ser coherente, va a ser falta, diríamos, profesionales y técnicos que graduar. Vamos a ser pocas las 53 universidades formando profesionales y van a ser muchos más escasos los 10 institutos técnicos.

Pero, donde debió haber apuntado el Dr. Arturo Prado no es a las universidades ni los institutos técnicos,  es a la inversión, a la inversa y después pensar el mismo desarrollo económico va a ir marcando las pautas: qué universidad, qué carreras o qué técnicos demandan esos sectores productivos y después formar. Lo que pasa es que estamos formando profesionales y técnicos para una sociedad que tiene un sistema económico que ya colapsó, que no tiene capacidad de dar empleo y no puedo afirmar que hay otra solución más que la que he dicho que es la inversión.

La UNACAD: una universidad innovadora…

Hablando de otro tema, ¿cuáles son los proyectos que tiene la UNACAD a corto y mediano plazo?

Voy abordar los proyectos de la universidad pero también lo voy a ir ligando con la afirmación del Dr. Arturo Prado a modo de ejemplo nuestra universidad.

Nuestra universidad fue fundada en 1991, a partir de un instituto técnico. Nuestra universidad desde su fundación se creó con una visión de crear profesionales que nadie graduaba para 1991 en Nicaragua, como era el Lic. en Administración de Aduana. No existía ese profesional, no había universidad donde se graduara. Con esto le estoy dando un ejemplo al Dr. Arturo Prado que las universidades no hemos duplicado las carreras, la UNACAD, la universidad que yo dirijo, ha abierto una carrera nueva que no existía y que en Centroamérica sólo la tenían Costa Rica y Honduras.

Aun hoy, en estos momentos, en El Salvador no existe  y en Guatemala solamente está a nivel técnico. De manera que la UNACAD vino a llenar un vacío de profesionales y técnicos que no había en la década del 90 y en los años anteriores.

Hoy gracias a ese ejemplo de la UNACAD dos universidades más han abierto esta carrera -y no nos molesta ni nos enojamos como el Dr. Prado ni estamos en contra- como es la UDO y la UTN. Después de nuestro ejemplo de tener una carrera novedosa, ellos la abrieron y no nos molesta, porque eso es parte de la libre competencia. Más bien que la haya abierto la UDO y la UTN nos ayuda a nosotros a mejorar la calidad. La competencia es sana, es lo que ha permitido que el hombre cree nuevas cosas.

El hecho de que haya varias universidades que tengan la misma carrera no es malo, porque la competencia nos obliga a mejorar la calidad.

Cuando éramos solo los únicos que teníamos esta carrera, nos sentíamos lo que dominábamos ese campo, pero al surgir a los 6 y 10 años dos universidades más con la misma carrera -y puede ser que una pública la abra en el futuro para que beneficie a los de bajos ingresos- no vamos a estar  en contra porque sabemos que las universidades privadas no es para los estudiantes de bajos ingresos. Entonces, no nos vamos a oponer, es bueno que haya otras universidades que tengan la misma carrera porque llama a elevar la calidad.

¿Esta carrera (Licenciatura en Administración de Aduana) qué acogida ha tenido entre los bachilleres y qué tan importante es? ¿Hay campo laboral?

Sí, cuando se abrió esta universidad se hizo un estudio económico y arrojó varios datos interesantes.

En primer lugar, no existía la carrera. En segundo lugar, la DGA tenía 200 empleados en ese tiempo –hoy tiene más- y ninguno había estudiado la carrera y ellos buscaban dónde estudiarla. Había en ese tiempo 70 agencias aduaneras y ninguno era profesional graduado ni tenían agencias aduaneras. Había 8 almacenes generales de depósitos y tampoco había profesionales.

Hay 6 puertos en Nicaragua que requieren profesionales de aduana y no había en ese tiempo. De tal manera que la demanda de este profesional era grande, la necesitaba la población, los estudiantes, los que trabajaban ya en el campo y había bachilleres que querían estudiar esto y no hallaban dónde.

Lógicamente, el campo de trabajo  del Lic. en Administración de Aduanas es muy especializado. Es el sector de exportación e importación y todas las organizaciones y empresas que tienen que ver con este campo. No es como la medicina, la administración de empresas, que el médico puede trabajar en cualquier institución médica. Es un campo menos amplio, sin embargo tiene una ventaja: el administrador de aduana puede poner su oficina y trabajar por cuenta propia, estableciendo su agencia aduanera. Esto lo hace también un profesional independiente por si no haya empleo. Este es otro elemento que hay que hacerle ver al Dr. Prado: los profesionales se diferencian de los técnicos porque ellos pueden por sí solos generar sus empresas.

EL Dr. Prado dice este país no tiene capital para que los profesionales generen empresas. Es una lástima. Si bien es cierto que no hay mucho capital, pero un agente aduanero no requiere mucho capital para iniciar su empresa: requiere un escritorio, su Internet, su teléfono, un vehículo y ya inicia sus gestiones aduaneras, y ese no es un gran capital. Si pensamos en grandes empresas lógicamente se requiere un gran capital. Igual un médico, un abogado; con una oficina, un teléfono, inicia su consultorio.

El profesional es diferente al técnico. Por eso se llaman profesiones liberales, porque no dependen de ir a trabajar a un lugar. Claro, hay quienes solo piensan en eso y esa es la mentalidad que hay que cambiar.

Hablando nuevamente sobre los proyectos…

La UNACAD tiene de 1991 a esta fecha unos 20 años de funcionamiento, tenemos 300 graduados en 10 promociones más graduados en maestrías y doctorados, hemos capacitado a más de 100 empresas en este campo y como proyectos de futuro tenemos abrir 3 carreras que no existen en Nicaragua.

Voy a  decirlo como una primicia para “Noticiero El Despertar” y no me da temor que otras universidades nos copien como nos copiaron con la Licenciatura en Administración de Aduana, porque están en su derecho y es parte de la competencia. El día en que Nicaragua neguemos la competencia, Nicaragua quedará estancada.

Voy a decir las carreras que estamos ya redactando los proyectos y que el CNU desde el año pasado nos está esperando que introduzcamos los proyectos. Nos hemos retrasado un poco en la redacción, pero ya están terminados 2 y el otros está en camino.

Son 3 carreras: la licenciatura en Administración de Bienes Raíces. En estos momentos en Nicaragua no hay una universidad que forme a un administrador de bienes raíces que es el área que en el futuro irá en crecimiento, y ya lo está haciendo, que es la construcción.

El área de construcción está creciendo. Se requiere construir más de 300 mil viviendas y va haber un mercado de viviendas grandísimo, siempre y cuando vengan inversiones. Esto nos proyecto a tener la necesidad de un administrador de bienes raíces que maneje bien la compra y venta de tierras; inversión en edificios, viviendas y centros turísticos, que ha crecido muchísimo en comparación con 2 décadas.

Se requiere un especialista en bienes raíces en Nicaragua. No existe. Los que están funcionando son de otras carreras que se han metido en la compra-venta, venta por comisión de viviendas, edificios, terrenos, etc.; pero no hay un verdadero profesional.

El otro profesional que vamos a formar en los próximos años es el Lic. en Derecho Aduanero. No existe en Nicaragua uno graduado en derecho aduanero. Nosotros a nivel de postgrado y maestría aceptamos abogados de las 53 universidades para que se especialicen, a nivel de postgrado, en derecho aduanero; pero un profesional graduado no existe.

Eso va una demanda creciente de este abogado como consultor. Los pocos que han hecho postgrado con nosotros están trabajando como asesores de agencias aduaneras, empresas importadoras y exportadoras y en el MIFIC. Todos con éxito.

La otra carrera que pensamos crear en la universidad y que tampoco existe en Nicaragua es la licenciatura en Administración de Puertos y Aeropuertos. No existe una universidad o escuela técnica que gradúe a un especialista en administración de puertos y aeropuertos. Todos nuestros especialistas han ido a estudiar a Chile, Panamá o Estados Unidos.

Nosotros estamos vinculados con el proyecto de administración de aduanas podemos lanzarnos a formar un abogado en derecho aduanero, un administrador en puertos y aeropuertos y un administrador en bienes raíces, de manera que estos son los proyectos próximos a nivel académico.

A nivel de infraestructura estamos en un proceso lento, porque las inversiones en construcción son así, del edificio central de la universidad que va a tener 3 pisos, donde van a  estar los laboratorios, la biblioteca, los centros de documentación cibernético, habrá más aulas y estarán las oficinas centrales de la universidad (en el reparto Omar Torrijo).

Ese es el proyecto inmediato que esperamos terminarlo a más tarde en diciembre de este año. Eso nos va a permitir atender mejor a los estudiantes y estas tres carreras que pensamos abrir a más tarde en el año 2013.

¿En cuanto a la matrícula, cuál es el comportamiento?

Sobre la matrícula de la UNACAD, vamos a dar datos históricos y actuales. Nosotros somos una universidad con un comportamiento de la matrícula irregular. Cuando digo irregular es que comenzamos con muchos estudiantes, al inicio cuando fundamos la universidad, y hoy tenemos menos.

Por eso es irregular, porque lo normal es cuando abre una universidad son pocos y a medida que va desarrollándose va aumentando.

Nosotros comenzamos con una matrícula de 600 estudiantes. Hoy tenemos solamente 200. Es decir que en estos 20 años hemos perdido 400 estudiantes y eso se debe a muchos factores como la crisis económica que está viviendo el mundo y por tanto el país.

Precisamente, los 600 estudiantes los tuvimos del 91 al 2005, que podemos decir que es la etapa que Nicaragua creció económicamente y vivió una burbuja económica de inversión, empleo y se elevó la exportaciones como están hoy; pero en este momento (del año 2008 al 2012) tenemos 4 años en que la matrícula ha tenido un descenso y lo atribuyo únicamente a la crisis económica; podría haber otros pero que son secundarios y que contribuyen a eso.

Hoy, un padre de familia con un salario devaluado que tiene, con un salario mínimo de 3 mil córdobas, aunque quisiera -porque la mayoría si usted le pregunta quiere poner a su hijo en una universidad privada no en una pública- no puede.

Para mí el factor económico, la crisis que se profundizó en 2008 -y hay proyecciones que va a terminar en el 2015- nos está golpeando no sólo a las universidades, hay muchas empresas que nace y desaparecen hoy producto de la misma crisis.

El sector que está en bonanza es el sector exportador de Nicaragua, sobre todo los primeros cuatro rubros que son: la carne, el café y el oro.

Después tenemos que la economía se ha desacelerado, la moneda se ha devaluado, el salario mínimo no ha crecido mucho -el aumento fue del 15%- y lo entiendo que no puede crecer mucho mientras no haya inversiones; la inversión decayó, se quiere un poco rescatar, pero muy lentamente.

Esos son factores que han golpeado a las universidades en su matrícula. Aún así, la UNACAD con su  matrícula de 200 alumnos es viable, es autofinanciable. Eso ha hecho que los proyectos que teníamos definidos, como la construcción del edificio central y la creación de las 3 carreras se ha tenido que reprogramar.

No parece eso un poco contradictorio, invertir en infraestructura cuando la matrícula ha descendido.

Sí, es contradictorio y quien lo piense así está pensando en forma lógica, porque si usted está en una empresa productiva y ve que todos los indicadores van en descenso, todos los especialistas economistas señalan que cuando un producto va en decadencia hay que reposicionarse o salir de ese mercado e irse a otro giro.

Si usted me pregunta por qué con esta tendencia no cambié de giro, que en vez de tener una universidad no puse un hotel, la sencilla razón es que somos maestros, estamos dedicados a tiempo completo y de por vida. Los que fundamos esta universidad le tenemos mucho cariño al proyecto y aunque no tiene la productividad, o la ganancia marginal que tuvo en los años 90 y parte de los 2000, todavía podemos avanzar, aunque lentamente y eso nos mantiene.

Claro que si llegase a no ser viable, pues hay varias opciones: buscar socios que aporten capital, reducir costos -que ha llegado casi a su límite esa estrategia-  dimensionar la universidad. Nosotros la hemos reducido, compactado, porque teníamos sedes en Chinandega, Matagalpa, Somoto y Bluefields, y hemos cerrando esas sucursales y hemos entendido que debemos centrarnos en Managua y que fue un error extendernos en todos los departamentos.

Un experto nos había dicho, pero creímos que estaba equivocado, y la práctica nos dijo la verdad: ya no funcionamos en Rivas, Chinandega, Matagalpa. Todavía a medio gas funcionamos en Estelí, Somoto y Bluefields. ¿Qué significa eso? Que como toda empresa, ya ve usted los bancos han reducido sucursales como una forma de reducir costos.

Sí impacta. Hace poco nos llamó un estudiante de Rivas y nos dijo: “¿Ya no están en Rivas?”… y eso significa venirse a Managua y más costos para él.

La realidad es que tiene que ser así y este es un mensaje para todos los rectores que nos hemos aventurado, y aún las públicas lo han hecho, a abrir fuera de León.

León y Managua deberían ser las ciudades universitarias. Eso muchos estarían en contra, sobre todo los estudiantes y padres de familia de las regiones, pero lo mejor sería abrirles un programa de becas a estos estudiantes de estas regiones de bajos recursos, incluso las universidades privadas podemos hacerlo y que vengan a estudiar becados a Managua, a tener que abrir infraestructura en cada ciudad que es costosísimo, tener que abrir equipamiento, mandar profesores.

Esos costos no son viables en una nación como Nicaragua, donde si vos abrís una sucursal como la que tenemos en Somoto y nos llegan 10 alumnos en la carrera, eso no financia el edificio, el equipamiento, los profesores, los viáticos. Lo que no entendíamos es que en Nicaragua la oferta y la demanda es reducida, así como en otros campos es igual en la educación.

Entonces, tenemos que centrarnos en Managua y León, las 2 ciudades universitarias y diseñar un plan de becas para estudiantes de escasos recursos de los departamentos.