Mar12122017

Ultima Actualizacion02:14:20 AM

terror-en-estados-unidosFalla atentado terrorista en el Metro de Nueva York El terrorista era inmigrante legal El País de...
perspectivas-universitariasEl Rector Alegría exhorta a graduados a ser los mejores El Rector Alegría exhorta a graduados a ser los...
trumpNovelas de hace más de 100 años anticipan el final de Donald Trump La primera novela relata las...
jasminaJasmina teme ser asesinada La joven campesina de Nueva Guinea, Jasmina Moreno, que procreó un hijo con...
diplomados-de-periodismoSeñor, por qué tardas...? Qué esperas para tender tu mano de luz sobre las...

DERECHOS HUMANOS

Militares asesinan a campesino

 

•    El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH) demanda investigación

CENIDH 11

 

CENIDH 1

CENIDH 2

CENIDH 3

CENIDH 4

CENIDH 5

CENIDH 6

CENIDH 7

CENIDH 8

CENIDH 9

CENIDH 10

 

 

________________________________________________________

Jueves, 21 de Septiembre de 2017

Apresan y aislan a joven en El Chipote solo por usar una gorra militar de Texas

MOISÉS VALEl Presidente de Juventud Demócrata y Republicana fue detenido, llevado al Chipote, mantenido aislado y desnudo, sin comida ni agua, solo por usar una gorra que en los Estados Unidos se vende libremente como suvenir turístico

El Lic. Moisés Valdividia fue revisado por un médico cubano y fue interrogado por un oficial ruso en las cárceles de la seguridad

Valdivia denunció los abusos en un Foro de la Asociación de Periodistas de Nicaragua

Por: Freddy Rostrán A.

En el acto en que la Asociación de Periodistas de Nicaragua conmemoró el Día Internacional del Periodista, el Presidente de la Juventud Democrática y Republicana, Lic. Moisés Valdivia denunció de los abusos de que fue víctima por parte de la Seguridad del Estado.

En el acto conmemorativo celebrado en el Auditorio de la American College, un panel de expertos examinó la situación de Centroamérica tras los años de la Guerra la Fría.

El joven Valdivia, quien es profesional de Administración de Empresa y Estudiante de Derecho, intervino en el Foro presentando la situación actual de las libertades públicas en el país y denunciando los comicios municipales de noviembre próximo como una farsa electoral.

DIARIONICA Y NOTICIERO EL DESPERTAR entrevistaron al Lic. Valdivia:

 

 

 

 

*********************************************************************************************

2010-05-30 15:07:35

Derechos Humanos y Legitimidad
  Por: Dr. Julio Ramón García Vilchez *


  julio_ramn_garca.jpg
 
Actualmente, y en los Estados democráticos sobre todo, el respeto, ejercicio y promoción de los derechos humanos se han convertido en parámetros o “escalas de evolución” de la legitimidad de los poderes públicos.
 
Los gobiernos que no adoptan políticas de compromiso con los derechos humanos ineludiblemente sufren profundas crisis en su “legitimidad de ejercicio” del poder.
 
Un gobernante que llega al poder con la aceptación del pueblo expresada en una elección producto de un proceso electoral transparente y acorde con la Constitución Política y las leyes, encabeza un gobierno legítimo, de derecho, pero esa legitimidad de origen puede perderla si en el ejercicio del poder comete abusos y violaciones de los derechos humanos que introduzcan en el seno de la sociedad política y en sus integrantes factores de ingobernabilidad que lo convierten en un gobierno de facto, o sea, en un gobierno que pierde su legitimidad de origen y se convierte en un gobierno de hecho, y un gobierno de hecho es un gobierno contrario al derecho, que  impone el terror, por la fuerza, el chantaje y toda clase de abusos que convierten al país en un foco de conflictos cuyas consecuencias pueden llegar hasta derivar en conflictos internos que implican un franco retroceso de los procesos de democratización y serios riesgos para lograr la paz, el desarrollo económico y humano sostenidos, y el logro de un mundo más justo y solidario y de pleno respeto a los derechos humanos.

 

 

Don Rodrigo Borja, ex-presidente del Ecuador, especialista en relaciones entre sociedad y Estado, del Constitucionalismo social y del Estado de Derecho, en su obra titulada “Derecho Político y Constitucional”, refiriéndose al tema de los gobiernos de facto expresa: “Estas formas de gobierno están fuera o contra el derecho, en el primer caso, porque no fueron instituidas a través del procedimiento constitucional, sino mediante revoluciones o golpes de Estado, y en el segundo, porque pese a la legalidad de su procedencia y título, se afirman en el poder por medio de actos que están fuera o contra la ley.  De suerte, que un gobierno puede ser de facto por su origen o por su ejercicio.  Por su origen, si no emana en la forma y modo establecidos constitucionalmente; y por su ejercicio, si el gobernante obra fuera de la ley, se convierte en usurpador, aunque su asunción del mando haya sido legal.”
 
En resumen, y como lo refiere don Rodrigo Borja, fundador, ideólogo y líder del Partido Izquierda Democrática del Ecuador y Doctor Honoris Causa de la Universidad de La Sorbona: “La definición de gobierno de facto sugiere inmediatamente la idea de antijuricidad.  Lo de facto está en permanente oposición a lo de jure en materia política.”  “…para calificar a tales gobiernos, no basta tomar en cuenta su origen, sino también el modo de su ejercicio, porque tienen esa calidad no solamente los gobiernos nacidos de un acto de fuerza, sino también los que, habiendo surgido por los canales legales, subvierten después el ordenamiento jurídico estatal y se sitúan fuera o contra la ley.”
 
Una cuestión íntimamente ligada a la existencia de los gobiernos de hecho es la naturaleza y validez de los actos realizados por los funcionarios de los gobiernos de hecho, o gobiernos de facto, en ejercicio de funciones propias del cargo, pero que por la naturaleza irregular del gobierno y de los defectos de su nombramiento o investidura se convierten en funcionarios de hecho cuyos actos son anulables y carentes de legitimidad jurídica si en alguna forma o en determinado momento histórico no son confirmados o validados legalmente.
 
Adicionalmente y tomando las palabras de don Rodrigo Borja, señalamos junto con el autor citado que: “De todas maneras, lo característico de los gobiernos de facto es que escapan a la subordinación jurídica en que deben estar colocados frente a la normatividad del Estado, sea en el proceso de su establecimiento, sea en el ejercicio del poder, sea en ambos momentos.  Por eso hemos dicho que el gobierno de facto es en sí mismo una manifestación antijurídica.”  (Rodrigo Borja.  Derecho Político y Constitucional.  Fondo de Cultura Económica, México).
 
El tratadista Antokoletz llama gobierno de facto o de hecho a “aquél que no sido elegido o designado por la Constitución o leyes vigentes, o cuya elección o nombramiento adolece de algún vicio que lo invalida.”
 
Según este criterio, no sólo sería gobierno de facto el establecido al margen de la ley, por una revolución armada o por un golpe de Estado, sino el que emana de una elección fraudulenta, porque otorga al gobernante un título vicioso o inválido para el ejercicio del poder.
 
Igualmente, estarían comprendidos los gobiernos surgidos de fraude electoral, aunque aparenten estar acordes con el ordenamiento jurídico del Estado, lo mismo que todos aquellos gobiernos que han tomado el poder “mediante la falsificación de la voluntad popular por medio plebiscitos o ‘consultas’ amañadas”.
 
Por su parte, don Gonzalo J. Facio expresa: “… en su cabal acepción, gobierno de facto es aquél que se establece como consecuencia de hechos que contradicen las normas legales y constitucionales que proveen la forma de constituir gobiernos de jure (y que, por lo tanto) son y deben tenerse como gobiernos de facto, no sólo aquéllos que surjan de revoluciones o golpes de Estado, sino también los que tengan origen en elecciones fraudulentas o falsificadas, que únicamente en apariencia llenan el requisito jurídico de un sufragio libre.”
 
La voluntad popular libremente expresada es entonces el elemento infaltable para que un gobierno pueda ser considerado como un gobierno de jure, cualquier alteración, fraude o falsificación de esa voluntad expresada válidamente mediante el voto produce un gobierno de facto o antijurídico e ilegítimo por carencia de manifestación sancionadora de la voluntad popular expresada mediante el voto libre, secreto y directo.
Finalmente y en relación con el Estado de derecho y los gobiernos de facto me permito transcribir algunos pàrrafos de la obra del autor nicaragüense doctor William Villagra G., denominada “El Estado de Derecho-Las Bases del Estado de Derecho”, que dicen asì: “No todo estado es un Estado de Derecho.- Un estado de facto y de hecho , en tèrminos generales, es un estado que en cuanto a su origen no es fruto de un proceso electoral libre y en cuanto a su actuar, su actuación y ese Poder no està sujeto a ninguna legalidad, o porque no existe o porque no respeta esa legalidad.- Otro elemento esencial de un Estado de facto o de hecho es que no se sustenta en el respaldo, en el consensus de la mayorìa, sino en la fuerza.- Su actuar mismo tiende a ser un actuar  sustentado no en la legalidad, sino en la fuerza.- Son poderes centralizados y absolutos que recurren constantemente a la violencia o a la fuerza para imponer su criterio”
“Las dictaduras militares y los gobiernos fascistas, expresa el doctor William Villagra G., son vivos ejemplos de este tipo de gobiernos represivos.- Pero no solo las dictaduras militares pueden ser gobiernos dictatoriales de facto o de hecho. Un gobierno con organizacìon civil puede en su actuar ser arbitrario, ilegal y represivo”
                                                                             Mayo 2010-
                                            *Ex Magistrado Corte Suprema de Justicia
                                                                              Docente UCA