Lun11122017

Ultima Actualizacion09:53:00 PM

perspectivas-universitariasEl Rector Alegría exhorta a graduados a ser los mejores El Rector Alegría exhorta a graduados a ser los...
trumpNovelas de hace más de 100 años anticipan el final de Donald Trump La primera novela relata las...
jasminaJasmina teme ser asesinada La joven campesina de Nueva Guinea, Jasmina Moreno, que procreó un hijo con...
diplomados-de-periodismoSeñor, por qué tardas...? Qué esperas para tender tu mano de luz sobre las...
empresa-privadaBanpro continúa premiando a sus clientes   El Lic. Juan Carlos Gurdian, gerente de negocios de...

MUERTE DE CRUZ SELENA

El bebé había fallecido y no la operaron

Cruz Selena

 

•    Mujeres católicas acusan al Estado por muerte de Cruz Selena Centeno Arbizú

Pronunciamiento de Mujeres Católicas por el Derecho a Decidir

Cruz Selena 1

Cruz Selena 2

 

____________________________________________________

FEMICIDIOS

Martes, 11 de Julio de 2017

¿Por qué los hombres matan a las mujeres?

femicidios Nic

 

•    Estudio multidisciplinario indica que no es suficiente decir que los hombres matan a las mujeres por machismo y que es necesario investigar más a fondo este problema
•    Son los primeros avances y resultados de un proyecto de investigación inédito en España: 500 personas revisan, uno a uno, cientos de “homicidios de pareja”. El objetivo, predecirlos

En Nicaragua se han registrado 23 femicidios en el primer semestre del 2017, según un informe de Católicas por el Derecho a Decidir

El reporte de Católicas por el Derecho a Decidir indica que en Nicaragua se han reportado:

23 femicidios
37 femicidios en grado de frustración
1 homicidio
12 suicidios
2 niñas asesinadas (una de las niñas fue asesinada por la Policía Nacional)
3 asesinadas en el exterior

El País de España

Todo arranca lanzando al aire una pregunta casi siempre obviada bajo la etiqueta de “crimen machista”: ¿Por qué las matan?

El apartado de homicidios titulado “violencia de género” suma una media de 60 muertes de mujeres al año en España. Desde el caso del tipo que un buen día le dio un golpe mortal a su mujer en la cabeza y después la descuartizó para deshacerse del cadáver; hasta el del buen padre con el divorcio atragantado que una noche, henchido de ira, entra en la casa de los suegros y se lia a cuchilladas con toda la familia; pasando por el caso del malote del pueblo, que coquetea con las drogas, de vez en cuando se le va la mano, entra y sale de prisión y acumula órdenes de alejamiento que incumple —incluso con el consentimiento de ella—, hasta que un día la mano se le va del todo y acaba matándola.

Frente a la idea generalizada —e impartida en universidades— de que la violencia de género implica una escalada (tensiones, agresiones verbales, físicas, falsa luna de miel y manipulación emocional...), existe un dato novedoso y desconcertante: en el 45% de los casos los hombres que asesinaron a sus parejas no tenía ningún antecedente violento conocido, entrarían dentro de un amplio grupo que podría calificarse como agresores "ocasionales" y, por tanto, impredecibles.

 

La etiqueta global de “violencia de género” incluye todos los “homicidios de pareja” y se ha demostrado útil para llevar esa macabra contabilidad, pero inútil para atajarla, porque el número apenas varía año a año: 60.

 

Un análisis pormenorizado de los casos puede arrojar algunas claves. Eso han pensado en la Secretaría de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior. Y se han puesto a revisar uno a uno. Tienen ya 42 casos cerrados y más de cien en estudio. Y pretenden llegar a los 200 a final de año. El objetivo es lograr prevenir los crímenes detectando y sumando indicadores de “riesgo homicida” en las comisarías y cuarteles donde se realizan las denuncias.

 

Según las primeros análisis del minucioso trabajo, habría un 20% de agresores que podrían considerarse "sociópatas", hombres con dificultades de integración social, con antecedentes penales o policiales; un 30% que serían inestables emocionalmente. Y un 5% podría clasificarse como psicópatas.

 

Aunque las revisiones de casos no terminarán hasta final de año y los resultados del estudio vendrán después, ya hay una primera conclusión: “No hay un patrón único, la violencia de género no se puede tratar como un fenómeno homogéneo, porque es heterogéneo y multicausal”, coinciden los expertos. “Decir que todo es machismo es quedarse en la superficie, hay que averiguar qué detona esa agresividad mortal”, señalan los coordinadores del proyecto, el comandante de la Guardia Civil y doctor en psicología José Luis González y el policía y doctor en psicología Juan José López-Ossorio, de la Unidad Central de Familia y Mujer (UFAM), ambos con media vida analizando la violencia en la pareja.

 

Las variables psicosociales más comunes a todos los casos analizados servirán de indicadores para mejorar la llamada “Escala del Riesgo Homicida".

 

En el caso de ellos, factores como una “socialización en cultura sexista, aumento de discusiones, proceso de separación con o sin hijos, infidelidades (más si el despechado es él), escasa tolerancia a la frustración, sensación de abandono o de pérdida, estrés, rumiación de pensamiento...”. Y en el caso de ellas: “Maltrato previo, baja autoestima, ser dependiente (emocional o económicamente), falta de apoyo social/familiar, situación de inmigración, adicciones...”

 

Lo que sigue son tres ejemplos resumidos de esta macroinvestigación. Los datos más reveladores se obtienen con entrevistas al entorno de la pareja: familiares, amigos, exparejas, compañeros de trabajo, médicos, asistentes sociales... EL PAÍS tuvo acceso a muchas de ellas, irreproducibles literalmente por una cláusula de confidencialidad.

 

Caso 1. Una 'carnicería’ sin violencia previa.

 

Se habían conocido hacia poco y se habían ido a vivir juntos al quedarse ella embarazada. Peruana con tres hijos de una pareja anterior y sin permiso de residencia en España, ella. Había llegado al pueblo desde una casa de acogida tras haber sido ya víctima de violencia de género. Él regentaba una carnicería y tenía una buena situación económica. Parecía que todo iba bien, hasta que una buena mañana, en el trasiego de una discusión, él la golpea y la mata.

 

Metió el cuerpo en su coche y lo arrojó a una buitrera. Luego se lo pensó mejor y lo despiezó como a una vaca y lo enterró. En los siguientes días mintió a los hijos y a los amigos y dio versiones contradictorias: “Está en el hospital”; “Está de viaje”… Incluso se mandó a sí mismo mensajes desde el móvil de ella y también a su madre: “Mamá, estoy en las Islas Griegas”. Pero ésta, extrañada, denunció la desaparición de su hija.

 

Él “de bueno era tonto, le debía dinero todo el pueblo”, dicen. “Estaba muy enamorado, se enfrentó a su padre por ella”. “Hasta se hizo amigo de la expareja de ella”. “Y llevaba a sus niños al colegio”. Él “estaba en una peña, nunca se metió con nadie”... Palabras de familiares y conocidos.

 

Así que él, sin antecedentes violentos, no confesó el crimen hasta 25 días después. Su versión, ya en prisión, es que aquella mañana habían discutido porque ella —que solo ingresaba la pensión que le pasaba su ex por los tres niños— quería que se fueran de viaje. Él quería quedarse para las fiestas del pueblo y servir la carne. Entonces ella le “amenazó” con denunciarle por violencia...

 

Algunas conclusiones del informe elaborado por la psicóloga Maria Luisa Alcázar, experta en Análisis de Conducta en la unidad técnica de Policía Judicial de la Guardia Civil, señalan en lo que se refiere a él: “Violencia situacional, falta de habilidades para gestionar conflictos (siempre huía), incapacidad para decir “no”, elevada necesidad de aceptación social (contradicción con valores socialmente aceptados), sensación de acorralamiento, dificultad para la expresión emocional...”. Y en el caso de ella: “Falta de apoyos familiares, hijos a su cargo, embarazo, dependencia económica, adicciones, antecedentes de violencia, situación de inmigración...”

 

Caso 2. Ella y sus hijos sobreviven.

 

“Lo raro es que era papá”. “Lo raro es que era papá”, dice el niño de ocho años al día siguiente de los hechos. “Cuando llegué al cuarto vi que estaba pegando a mamá con un cuchillo y que su novio estaba tumbado en el suelo con sangre en la tripa y yo le dije a mi padre: “¿Pero qué haces, tú eres tonto? Y se fue”.

 

“Fue mi primer novio”, cuenta ella, que sobrevivió a sus puñaladas. “No tenía amigos, era controlador y celoso”, dice. “Empezó a humillarme, a vigilarme y a aislarme”, continúa. “Una vez me sacó de la cama de los pelos, me fui un par de días a casa de mis padres y regresé porque me convenció, hasta que pedí el divorcio”, asegura. “Esa noche se enteró de que yo iba a obtener un cargo político”, subraya. Y concluye: “No denuncié porque creí que sería contraproducente, no le vi venir”.

 

Las conversaciones con personas de su entorno revelan que las discusiones comenzaron cuando él le pilló un mensaje de un tercero. Ella pidió el divorcio y comenzó una nueva relación “con el de los mensajes” a la par que despegaba su carrera política. Él aceptó la situación de muy mala gana, crisis de ansiedad incluidas y amenazas de suicidio mediante. Él se quedó en la aldea, en el domicilio familiar, con las monsergas de su madre. Ella se quedó el coche que tanto le costó comprarse. Él le pasaba la pensión a los hijos, los recogía y devolvía los fines de semana, y se quejaba de que siempre iban igual vestidos. No tenía ningún rasgo de violencia previo.

 

El informe de la capitán y doctora en Psicología Maria José Garrido, señala como posibles factores de riesgo “la importancia de la personalidad: de corte introvertido, el neuroticismo (rumiaciones, tendencia a la preocupación), aislamiento...”, apunta. “Una persona que no ventila sus problemas acaba convirtiéndose en una bomba de relojería”. Mató al novio de su exmujer, y al padre y al hermano de ella al tratar de detenerle.

 

Caso 3. 49 denuncias. La “escalada de violencia”.

 

“Ya me la he cargado, ya está, me tiene en un sin vivir con denuncias por todos lados”. Es un fragmento de la llamada que él hizo de madrugada al 112. Los años de vaivenes de la pareja eran conocidos por todo el pueblo. El sistema informático del puesto de la Guardia Civil registró 49 denuncias.

 

El agresor acumulaba 14 delitos por quebrantamiento de órdenes de alejamiento, en ocasiones “con el beneplácito de la víctima”, según informes policiales. Ella le visitó hasta 17 veces en la cárcel, incluso con el hijo de ambos, y le escribía cartas de amor. Él se divorciado de otra pareja por violencia de género.

 

La noche de los hechos se encontraron en un bar del pueblo. Ella le dijo que se fuera o llamaba a la guardia civil. Él le dijo que llamase a quien quisiera, que era su cumpleaños. Acabó matándola a golpes en la calle.

 

“Era ella la que le perseguía”, dicen vecinos del pueblo, “les pierde el alcohol”. La hija mayor la describe como “buena, con un pronto malo, depresiva por los impagos, pero ilusionada con otra relación”. De él: “Malo, obsesionado con mi madre, cocainómano, manipulador y agresivo”. Los hermanos de ella dicen que “era irresponsable e impulsiva” pero niegan estar al tanto de su relación. Los amigos le describen a él como “un maltratador de libro”. “Trabajador pero bebedor”; “con pocos amigos”; “encantador pero muy irritable”.

 

La psicóloga que la atendía la veía “indefensa, cuestionada por el pueblo y dependiente”.

 

¿Por qué esa noche? ¿Qué detonó la violencia mortal? “Él vio frustrada sus expectativas de pasar esa noche con ella”, dice el Informe de la capitán y psicóloga Cristina Gayá. “Ambos eran conscientes de que esa relación estaba terminando y buscaban alternativas sentimentales”. “A él, educado en una cultura machista, le llegaban en ese momento condenas tardías y teme perder contacto con su hijo”. “Ella sufre un aislamiento sociofamiliar que la hace vulnerable. Y él carece de apoyos reales”. Un cóctel que agitado con alcohol fue mortal.

 

 

_______________________________________________________

QUEMADO VIVO

Jueves, 03 de Marzo de 2017

Queman vivo a muchacho por violar a niña

•    Bolivianos enardecidos queman vivo a adolescente violador

queman-a-joven

Fotografía tomada de Once Noticias de Honduras

Vecinos queman vivo a adolescente acusado de violar a niña de 7 años en Bolivia

Un joven de 16 años fue quemado vivo por una turba de vecinos en un poblado al suroeste de Bolivia, tras ser acusado de violar a una niña de 7 años, informó el jueves un jefe policial.

El incidente se registró el lunes pasado en la localidad de Toro Toro, de unos 11.000 habitantes, en el departamento andino de Potosí, cuando una multitud irrumpió en la comisaría policial, donde el joven eran interrogado tras ser detenido.

"Cuando se estaban haciendo las declaraciones a los testigos, (los vecinos) agredieron a todas las personas del recinto policial, sacaron al aprehendido y procedieron a quemarlo en las puertas de la unidad policial", señaló el jefe de la policía de Potosí, Marco Encinas, en declaraciones difundidas por el canal ATB de televisión.

 

Encinas acotó que la fiscalía, un reducido grupo de policías y el médico forense "no pudieron hacer nada, porque la turba estaba enardecida".

 

Un informe del Ministerio de Justicia estableció que en 2013 se registraron 79 linchamientos o la muerte de presuntos delincuentes en manos de lo que denominan justicia civil y sumaria.

 


La Defensoría del Pueblo estableció que en Bolivia se registran los índices más altos de linchamientos en Latinoamérica, después de Guatemala.

 

 

_____________________________________________________________

CADENA DE VIOLACIONES

Sábado, 06 de Junio de 2015

Violan a europea en Corn Island

Little Corn Island 

 Hoy Diario de Nicaragua

•    Violación a joven belga
•    El hecho se dio en Little Corn Island, en el Caribe Sur

Una joven belga, de 26 años, que vacacionaba junto a su novio, en Little Corn Island, en el Caribe Sur, fue abusada sexualmente, y amenazada de muerte por parte de su agresor, un habitante de la isla, originario de Muelle de los Bueyes.

“Hubo un intento de homicidio, trataba de asfixiarme, me decía que si no me dejaba me mataba, gritaba fuerte, pero no había nadie a mi alrededor que me escuchara, en mi desesperación sentía que eran los momentos más difíciles y horribles de mi vida”, declaró la extranjera que tenía un mes de estar vacacionando en Little Corn Island.

“No quería morir, quería tanto vivir, quería volver a ver a mi familia, a mi novio, estaba entre medio de un bosque”, lloró la joven.

La fiscal regional del Ministerio Público, Janina Jackson Machado confirmó la violación, y dijo que durante el 2014 y lo que va del presente año han ocurrido cuatro violaciones en Little Corn Island contra turistas de Alemania, Estados Unidos y ahora de Bélgica.

“La persona a quién se le imputa el hecho es Francisco José Rocha, domiciliado en la islita, pero originario de Muelle de los Bueyes”, informó la funcionaria de la Fiscalía.

A pesar de que este hecho ocurrió el anterior 21 de mayo, en horas de la noche, HOY conoció del suceso anteayer en horas del día.

Jackson lamentó el incremento de los índices de violación en Little Corn Island, debido a que esta zona es altamente turística.

El comisionado y jefe regional de la Secretaría Ejecutiva de la Policía Nacional, Rolando Coulson ha dicho que los casos de violación no se reportan en las partes policiales, porque cuando capturan a los abusadores los reos buscan violar a los señalados.

 

 

__________________________________________________

Viernes, 17 de Febrero de 2012

Delincuentes matan a machetazos a mujer para despojarla de su dinero

machete

Doña Marcia del Carmen Ocampos Duarte, de 50 años, perdió la vida a manos de varios elementos desconocidos en unos matorrales.

La señora Marcia había salido de su casa de habitación para asistir a consulta en el centro asistencial de la comunidad.

Después de ser atendida, emprendió la marcha de regreso a casa, pero en el trayecto unos tipos la mataron a machetazos para robarle el dinero que llevaba: 3 mil córdobas.

Junto al cuerpo de la señora Marcia quedaron tirados los medicamentos y la receta que le dieron en el centro asistencial.

Este crimen tuvo lugar en Siuna, región caribe norte del país.

 

Mujer que iba hablando por celular mientras conducía provoca accidente que deja una persona muerta y otra lesionada

Enardecidos se encontraban los pobladores del barrio Las Flores, de Masaya, con Celia Malespín Estrada, luego que arrollase con su camión a dos personas que viajaban en bicicleta, porque iba hablando por celular mientras conducía.

Las víctimas son: la señora Alejandra Escobar, de 38 años,  y su hijo Jerónimo Escobar, de 20.

Ellos circulaban por la calle, cuando el camión que manejaba Celia los impactó antes de arrastrarlos varios metros sobre la vía. Ambos quedaron debajo de las pesadas llantas del camión con todo y bicicleta.

Doña Alejandra falleció por las severas lesiones que sufrió en la cabeza y el tórax; Jerónimo resultó con fracturas en el fémur izquierdo y numerosos golpes en el cuerpo. Miembros de la Cruz Roja lo llevaron en estado reservado a un hospital.

La conductora del camión, Celia Malespín fue detenida para determinar su responsabilidad en la tragedia.

Individuo asesina a su patrón porque lo maltrataba

Evertz Antonio Vargas, de 18 años de edad, fue detenido en Rosita luego que fuese acusado por el delito de asesinato en perjuicio de su patrón, José Martínez Centeno, de 48 años.

El hecho sucedió en una finca de Bilwi, lugar donde Antonio Vargas trabajaba hasta que decidió acabar con la vida del señor José Martínez, según él porque mucho lo maltrataba.

A veces lo regañaba por asuntos insignificantes, como el simple hecho de ordeñar mal a las vacas.

Una vez que cometió el crimen, Antonio Vargas huyó con destino a Rosita, donde agentes de policía lo arrestaron.

Motociclista se mata por conducir a gran velocidad y en estado de ebriedad

Aarón Gutiérrez pereció en un mortal accidente de tránsito ocurrido en el kilómetro 120 de la carretera Guayacán-Jinotega.

La noche anterior al accidente, Gutiérrez estuvo tomando licor con Ronald Jarquín, a quien le ofreció llevarlo a casa en su motocicleta.

Sin embargo, como andaba muy tomado y conducía a gran velocidad, Gutiérrez perdió el control del volante, se estrelló contra el poste del kilometraje antes de salirse de la carretera y caer a un barranco. Su muerte fue inmediata.

Ronald Jarquín sufrió golpes leves.

Sandinistas de Corinto también rechazan dedazo presidencial

Sandinistas de Corinto se han sumado a sus correligionarios de varios municipios del país que se oponen al dedazo de la cúpula de su partido.

Los sandinistas corinteños han realizado protestas por el anuncio que hizo Nelson Artola, director ejecutivo del FISE, de que el alcalde William Martínez Sánchez debe ser reelegido.

Los inconformes se han dado a la tarea de levantar firmas (hasta el momento van 700) para que Martínez no sea el candidato.

Para ellos la persona idónea para la alcaldía es el señor Reinaldo Franco Romero, quien tiene un 80 por ciento de probabilidades de ganar.

Los disidentes aseguran que seguirán su lucha, a pesar de las amenazas que han recibido vía mensajes de texto para que desistan de sus demandas.

Asaltan Sala de Videojuegos en el Barrio Rigoberto López Pérez…Los asaltantes que portaban armas de fuego, tomaron como rehén a un niño

Momentos de pánico fueron los que vivió un menor de 16 años que se encontraba jugando nintendo en una sala de videojuegos, luego que 4 individuos lo tomaran como rehén para poder llevarse 5 PlayStation.

El hecho sucedió en el barrio Rigoberto López Pérez, en la casa del señor Ricardo Lorenzo Somarriba, dueño del negocio de videojuegos.

Los ladrones encañonaron a don Ricardo y a 3 personas más; tomaron como rehén al adolescente y los condujeron al patio trasero de la vivienda.

Acto seguido, desconectaron los PlayStation, los montaron en una camioneta que dejaron estacionada a pocos metros y se dieron a la fuga.