Mar27062017

Ultima Actualizacion09:56:10 AM

viralesPaliza salvaje a adolescentes al ser encontrados en la cama   Una tremenda golpiza recibió una...
noticiero-el-despertar36 años informando a Nicaragua   Los tres fundadores y directores originales de Noticiero El...
estadosunidosEstados Unidos dona alimentos a niños del Corredor Seco de Nicaragua El Corredor Seco atraviesa gran...
aduanaNUEVO CICLO El Sistema Arancelario Centroamericano LECCIONES ADUANERAS EN LÍNEA CAPTAN ATENCIÓN DEL...
madre-y-padre-nicaraguenseDiarioNica saluda a los padres nicaragüenses   El periodista Pedro David González entrevista a...

A UN MES DE LA MASACRE

No debemos olvidar Las Jagüitas

Carro Las Jaguitas  

Foto tomada de 100% Noticias

Por: Lic. Roberto Cuadra
Desde Miami

--Vea señor periodista, yo me llamo Petronila Vásquez   y vivo con mis hijitos y mi esposo aquí en Baton Rouge, Luisiana. Quiero que mi nombre aparezca en su reportaje pues siento que es un deber que tengo en mi corazón decirle al mundo que la terrible masacre que cometieron las fuerzas tenebrosas de la Aminta Granera y la familia Ortega Murillo el 11 de Julio contra una humilde familia en "Las Jagüitas" (Managua), es algo que mancha para siempre con sangre inocente las manos y las negras conciencias de la Aminta, sus fuerzas tenebrosas y el matrimonio Ortega-Murillo.

--No olvide poner mi nombre. Nací y me crié en el barrio "Riguero" de Managua y salimos huyendo de Nicaragua de un gobierno corrupto y brutal que reprime a culatazos y con las balas a los que no estamos de acuerdo con sus prácticas inmorales, finalizó diciendo Petronila Vásquez.

En su clamor por justicia Petronila no está sola

En uno de los pueblitos localizados en la cañaverales del condado de Broward, en la Florida, luchan por sobrevivir muchas familias nicaragüenses que se mantienen con lo que ganan durante la recolección de frutas y otros productos de la tierra en las dos temporadas del año.

Gioconda Salvatierra Manzanares, Gertrudis Almanza, Teresa Muñoz, Gioconda López Alvarado, María Luz Membreño, Saturnina Silva, Leticia Selva Bracamoonte, Judith Sampson y Cristina Vega, entre otras coterráneas, desterradas y comiendo el duro pan del ostracismo, al reunirse con este cronista, aprovecharon para que se conozca el dolor y malestar que les causó la innombrable masacre de "Las Jagüitas",

Cuando las fieras uniformadas de la comisionada Aminta Granera y del matrimonio Ortega-Murillo pasconearon a balazos a dos criaturitas y a un adulto.

Todas ella coinciden en esto:

--No habían pasado cuatro horas de esa carnicería cuando en todo el mundo corría la noticia como pólvora.-- Aquí donde usted ver,-- le dice una de las mujeres a este cronista--, en la internet llegamos a profundizar la noticia a fondo con todos sus elementos.--

--La Aminta Granera tejió una madeja de tantas mentiras infames que la verdad es que nadie en su sano juicio le ha creído ni una coma de sus patrañas.

--Que fue una imprudencia; que se equivocaron y otras sandeces que nadie con tres dedos de frente se traga semejantes mentiras, apunta una de ellas.

Este encuentro tuvo lugar en Inmokale, Broward, Florida.

En el condado de San Fernando, California, la impotencia y la furia que desató la masacre en "Las Jagüitas", Managua, el 11 de Julio recién pasado, se tiene la impresión que arrastra en su descontento entre la población, años de dolor, impotencia y lágrimas.

Las señoras Sánchez, Baldelomar y Rosario Salamanca, residentes de hace más de 20 años en este estado "de leche y miel" (así lo llamó el escritor norteamericano John Steimbeck, premio Nobel, en una de sus novelas), todas coinciden, como unidas por esos sentimientos de dolor que une al género humano, en que lo de "Las Jagüitas" fue un crimen de lesa humanidad.

--No le dé más vueltas al asunto, señor periodista--, dijo una de ellas.

--Fue una masacre espantosa y en ningún código penal usted encontrará excusas lógicas, apegadas a la ley, que justifique lo que dijo la comisionada Aminta Granera, de que todo fue un "....homicidio imprudente..."--

--Vemos con mucha tristeza cómo en Nicaragua se vienen cometiendo crímenes y masacres injustificadas de parte de las fuerzas tenebrosas del matrimonio Ortega-Murillo, que a uno, sinceramente, se le aterozona el corazón.--

Y María Amanda Bengoechea, nacida en El Sauce, y graduada en la Escuela de Derecho de la Universidad de San Cruz, California, y residente ahora en Sausalito, lindo pueblito en la Bahía de San Francisco, fue contundente:

--No me extraña que el señor Daniel Ortega Saavedra y sus fuerzas represivas, cometan los crímenes más abominables y terminen en la impunidad. ¿Por qué? Tanto él y su familia como los de su círculo vicioso y criminal, vemos que le tienen horror a un estado de derecho.--

--Por eso no les tiembla la mano a la hora de ordenar masacres como la de "Las Jagüitas". Tienen sometido a todos los poderes del estado. Y el poder judicial es uno de los más corruptos.--

--Por eso blindan con fuego y plomo las riquezas que han venido acumulando en una forma genéricamente grotesca. No hay que olvidar que Nicaragua tiene uno de los gobiernos más corruptos del planeta. Cuando hacemos un inventario nos asustamos cuando vemos a personas que nunca tuvieron un centavo convertidos ahora en flamantes ricachones y millonarios.

--Aquí un ejemplo atroz: Daniel Ortega Saavedra, a quien llaman "sórdido y taimado", llegó al sitio donde está sin ningún capital. En pocas palabras: sin un centavo. Ahora es uno de los millonarios más turbios y temidos. ¿Queda alguna duda?

--No nos andemos con rodeos señor periodista. No olvidemos que el brazo de la justicia no tiene fin. Tarde o temprano todo se paga.

--Pero eso sí, finalizó diciendo: el pueblo nicaragüense no debe olvidar a "Las Jagüitas", tragedia emblemática que aportará su grano para que nuestro país vuelva a ser República.

 

 

__________________________________________________

A UN MES DE LA MASACRE

Lunes, 10 de Agosto de 2015

Versos de dolor a un mes de la masacre

Poema de Luis Vega a un mes de la masacre de Las Jagüitas

picasso 7

LOS NIÑOS  PERFUMES Y VASIJAS DE  DIOS

A Yelka, a  sus  hijos y hermana víctimas de la  masacre de Las  Jagüitas.
 
Los niños son los perfumes de Dios.
Niños hechos por Dios con sus manos de flores
para  limpiar  las  huellas penosas del hombre
dejaron  de existir en  julio.
En julio murió una parte de la belleza de la  creación.
El cielo se volvió rojo dicen por la ira de los ángeles.
Santa cólera, las rosas murieron en julio.
Las madres se aferraron a las flores marchitas y lloraron.
 Y Dios  llora.  Y  aves del paraíso  vieron una   legión de  jóvenes  agitando  sus alas  recibir  pequeñas  luces de  rostros luminosos.

Un aullido de  lobos se escuchó en la montaña oscura.
Sus zarpas  brutales  pisaron  como grandes botas
las vasijas  recién hechas  por una  mano  amorosa
como  el  alfarero  divino   las modela.

Marchitaron las flores los acorazados de la noche.
La metralla cayó sin piedad sobre la alegría  y  los  cantos.
Picasso  pintó rostros,  brazos  y manos  alzados al cielo.
En Guernica
bocas  abiertas clamando al cielo
bocas  reclamando al cielo.

Los   lobos de Gubia esperaron, esperaron  la noche
a  que  brotaran los jacintos para  arrancarlos de la tierra.
La manada se fue con  aullido de lamento de poder.
En julio. La madre. La madre llora y grita por sus hijos.

Los niños son los perfumes de Dios hechos
para  expiar   las huellas del pecado del hombre.
En julio alguien hizo de cuchilla del demonio.
En todo dolor en el dolor todo  nace   la  esperanza  la flor
que  se abre camino,  no se pierde  y nunca muere.

LUIS VEGA MIRANDA
Managua, julio 2015.


************************************************************************************************************

2015-08-06 09:20:11

Policías enmascarados aterrorizan a abogado

•    Policías enmascarados aterrorizan a abogado y a su familia en Ciudad Darío
•    Los encañonaron. Los aterrorizaron, y después les dijeron que se habían equivocado de casa

Policias Ciudad Dario

 

Foto tomada del Diario La Prensa

La Prensa de Managua

Abogado víctima de nuevo “error” de la Policía

Pasadas las 5:00 p.m. del martes, el abogado Omar Treminio miraba televisión en el cuarto de su casa, junto con su esposa, cuando de pronto por la ventana que conduce al patio, un hombre con pasamontañas en el rostro le ordenó: “¡Manos arriba! ¡Abrí la puerta!”

Lo primero que Treminio pensó fue: “Nos vienen a robar”. Pero minutos después descubrió que se trataba de oficiales de la Policía de Ciudad Darío, Matagalpa (donde habita) que allanaban su vivienda.

Los agentes violentaron todo procedimiento de ingreso a la vivienda sin presentar ninguna orden judicial, dijo Treminio.

Al sacarlo al pasillo de la casa, Treminio, abogado de profesión, observó a otros encapuchados armados y a otros con uniforme policial.

El denunciante dijo que pese a la insistencia de él y de su cónyuge de solicitar la orden de allanamiento, los policías se resistían a mostrarla. Y cuando lo hicieron, comprobaron que la acusación era por comercializar marihuana.

“DISCULPE, FUE UN ERROR, NOS EQUIVOCAMOS”

No obstante, la orden era contra otra persona, lo que Treminio considera que fue “error muy intencionado porque la descripción de la casa era muy precisa”. Los policías le dijeron a Treminio y su esposa: “Disculpe fue un error, nos equivocamos”.

El denunciante criticó que le ofrecieran esas disculpas “después de habernos obligado a abrir la casa a punta de cañón”.

“Para nosotros esta ha sido una situación de terror de Estado. Imagínese usted encañonada en el cuarto donde duerme, donde está viendo televisión, platicando con su pareja y le aparece alguien enmascarado sin ningún distintivo… y le obliga a abrir la casa; es terrorífico”, sostuvo Treminio.

El hecho fue denunciado en la filial de Matagalpa del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) y se suma a las últimas acciones en que se han visto involucrados miembros de la Policía, como la masacre de tres miembros de la familia Reyes Ramírez, en Las Jagüitas, el pasado 11 de julio. Así como los disparos efectuados por miembros de una patrulla en el barrio Nueva Jerusalén, Ciudad Sandino, el 2 de agosto, contra dos personas que se movilizaban en una motocicleta.

“Si eso sucede en Managua, ¿se imagina usted lo que está pasando en el interior del país? donde al campesino lo amedrentan: si decís algo te fusilamos, si decís, te vamos hacer tal cosa”, manifestó el diputado del PLI por Madriz, Armando Herrera, quien refirió que conoce de casos similares sucedidos en San Juan del Río Coco.

Herrera agregó: “En Nicaragua estamos regresando y estamos viendo a los ‘Macho Negro’, a los Iván Alegrett, a los nuevos ‘Cheles’ Aguilera, a los nuevos Moralitos Sotomayor… en un nuevo planteamiento como 36 años después”.

Herrera también se refirió al papel asumido por la jefa de facto, primera comisionada Aminta Granera. “La gente de Nicaragua lo que está viendo es a alguien (a Granera) que luego que comete un atropello, viola los derechos humanos y tiene un desprecio total a la vida, llega a pedir perdón y llora; es prácticamente una payasada, es un circo… creo que debería de renunciar”.

DIRIGENTE DEL MAM PIDE QUE GRANERA RENUNCIE

A esta demanda se suma Juanita Jiménez, dirigente del Movimiento Autónomo de Mujeres (MAM). “Es una posición vergonzosa”, criticó Jiménez quien señaló que Granera se ha alejado totalmente de sus principios y valores, y donde “utiliza su imagen para persuadir a las víctimas de la propia institución para que no hagan uso de sus derechos”.

“Es indignante el rol que está jugando la jefa nacional (de facto) de la Policía y nosotros creemos que debe renunciar (…) se ha convertido en una operadora de la impunidad”, refirió Jiménez.

Por su parte, el diputado liberal Alberto Lacayo refirió: “Es lastimoso que una figura tan relevante como la personalidad que ha tenido (Granera) la ocupen para ir a trapear la sangre”.

Lacayo criticó el retroceso en la profesionalización de la Policía, y habló de lo “terrible que los que están para cuidarte te estén matando”. También apuntó que “no es posible que nuestros impuestos se utilicen para que carguen balas contra nosotros mismos”.

Recordó Lacayo que hasta hace diez años, había una Policía respetuosa, “que se debía a la población y no izaba banderas partidarias en sus cuarteles”.

Asimismo expresó que la negativa de los diputados sandinistas de interpelar a Granera en la Asamblea Nacional evidencia que “están de espaldas al pueblo, que no les interesó los niños muertos y señora muerta, heridos” en Las Jagüitas, igual que sucedió con los de El Carrizo.

Critica aislamiento

El director jurídico del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), Gonzalo Carrión, expresó que en el último caso donde resultaron dos jóvenes heridos, se observó de parte de la Policía un esfuerzo “por neutralizar el ejercicio de ciudadanía”, al evitar que denuncien los hechos ante organismos de derechos humanos.

Y una prueba de ello fue que la jefa de facto de la Policía, primera comisionada Aminta Granera, “aisló” a los heridos trasladándolos al hospital de esa institución.

Carrión consideró que ese hecho es grave porque viola el principio de responsabilidad del Estado. En especial porque las autoridades conocen el procedimiento que deben emplear cuando los agentes del Estado violan la ley, al hacer uso de la fuerza y armas de fuego.

 

 

__________________________________________________

POLICÍA DISPARA OTRA VEZ

Martes, 04 de Agosto de 2015

Policías balean a evangélicos que viajaban en moto

•    La Policía dispara otra vez contra los ciudadanos
•    Policías disparan y balean a motorizados en Ciudad Sandino
•    Aminta Granera ofrece hacerse cargo de todos los gastos y pide a los familiares que no informen nada a los medios para no perjudicar a la policía
•    Esposa de uno de los motociclistas baleados increpa a la Comisionada Granera
•    Según Pablo Cuevas, de la CPDH, la jefa de facto de la Policía, Aminta Granera, trató de impedir que el hecho se hiciera público para no perjudicar a la institución

Baleados PN 

Fotografía tomada del Diario La Prensa

A 22 días de la masacre de una familia perpetrada por agentes de la Policía Nacional en Las Jagüitas, miembros de una patrulla policial abrieron fuego contra dos motociclistas el pasado domingo.

El hecho ocurrió en el barrio Nueva Jerusalén, en Ciudad Sandino.

Las víctimas sobrevivieron al ataque policial. Pero la jefa de facto de la institución, primera comisionada Aminta Granera, volvió a pedir disculpas e intentó que el caso no fuera público, según la CPDH.

La denuncia que hizo en la Policía Sorayda Collado,  esposa de uno de los motociclistas baleados.

Los otros familiares permanecen en silencio.

Las familias de Yader José Vásquez Gutiérrez y Denis Ernesto Ruiz Báez, guardan silencio.

La denuncia la puso en la Policía Sorayda Collado, esposa de Vásquez Gutiérrez.

Aunque Granera buscaba impedir que el caso trascendiera a los medios de comunicación, el mismo ya era del conocimiento de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), institución a la que a través de una llamada telefónica los familiares habían solicitado acompañamiento.

No obstante, una vez que Granera convenció a los familiares trasladar a los heridos del Hospital Antonio Lenín Fonseca —a donde inicialmente habían sido trasladados— al Hospital Carlos Roberto Huembes (propiedad de la institución del orden público), la Policía tomó el control de la situación.

El abogado de la CPDH, Pablo Cuevas, quien dio seguimiento al caso, ya no pudo ingresar al Carlos Roberto Huembes. Sin embargo, observó lo que sucedió desde que Granera llegó al Lenín Fonseca, a eso de la 1:00 p.m. del domingo.

Cuevas relata que Granera le dijo a los padres de las dos víctimas “que va a cubrir todos los gastos, que no hagan público esto porque va a perjudicar a la Policía y ella les promete justicia, que el hombre ya está detenido”.

No obstante —relató Cuevas— “doña Sorayda llega como a las dos de la tarde, (e ) increpa fuertemente a la primera comisionada, (le dice) que no cree que se haga justicia y que va suceder lo mismo con los acribillados en Las Jagüitas. Sin embargo, la primera comisionada insiste en que sí se va a hacer justicia”.

Y logra convencer a los familiares que acepten el traslado al Carlos Roberto Huembes. Ahí ya no dejaron entrar a Cuevas. Ahora la familia “anda un poco retirada de nosotros”, comenta el defensor de derechos humanos. Cuevas apuntó que pese a que Collado fue primero a la delegación policial de Ciudad Sandino a eso de las 6:00 a.m., las autoridades del lugar se resistían a aceptar la denuncia, relata esta mañana el Diario La Prensa.

Fue como tres horas después por una gestión de una pariente de Ruiz Báez (uno de los heridos) que trabaja para la Policía que aceptaron atenderla.

La primera comisionada Aminta Granera llegó al Hospital Lenín Fonseca para ofrecerles disculpas a los familiares de las víctimas.

Posteriormente —dice Cuevas— los policías de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ) que llegaron al Hospital Lenín Fonseca, cuando vieron su presencia en ese centro asistencial, optaron por trasladar a Collado a las instalaciones de El Chipote.

En El Chipote, Collado corroboró que el hombre que disparó contra su cónyuge y su amigo no estaba detenido como le habían dicho y reaccionó airada contra este. Ella lo identificó como Germán Reyes, jefe de detectives en el Distrito Tres. Según el comentario que conoció posteriormente Cuevas, el propio jefe de la DAJ, comisionado general Juan Ramón Gámez, “regañó al oficial por haberse dejado ver” por Collado.

LOS  BALEADOS ANDABAN EN UNA VIGILIA EVANGÉLICA

La Prensa informa esta mañana que la esposa de una de las víctimas indica que Vásquez Gutiérrez junto con su amigo Ruiz Báez regresaban de dejar a un amigo, luego que la noche del sábado habían asistido a una vigilia evangélica, cerca de la casa.

A las 5:10 a.m. del domingo, Collado escuchó el ruido de la motocicleta y salió al patio de la casa, que tiene acceso a una calle en el barrio. Ella observó el momento cuando uno de los agentes disparó en contra de las dos personas que se movilizaban en la motocicleta.

Collado refiere en la denuncia que ella corrió hacia los motorizados y es ahí cuando Ruiz Báez cae a sus pies y le pide ayuda. En ese momento el oficial realizaba otro disparo. Pero no impactó a ninguno de ellos. Sin embargo, tanto Vásquez como Ruiz estaban heridos. Lo que conoció Cuevas fue que la bala que penetró por la espalda a Ruiz también perforó a Vásquez. La mujer relata en su denuncia que el vehículo de la patrulla policial estaba con las puertas abiertas y ambos oficiales “se estaban refugiando en las puertas delanteras”. Ella escuchó cuando uno de los agentes le gritó que se apartara, pues “son delincuentes”, pero al decirles Collado que uno de ellos es su cónyuge, el Policía alegó que pedirían refuerzos, pero fue para escapar.

POLICÍA OTRA VEZ JUSTIFICA SUS ABUSOS

Una nota de prensa emitida ayer por la Policía indica que el domingo a eso de las 4:05 a.m. del domingo una patrulla del Distrito Tres de Policía “se encontraba en búsqueda de un prófugo, escucha varias detonaciones en dirección del mercado Israel Lewites, por lo que se dirige al lugar, observando pasar una motocicleta a alta velocidad”.

“La patrulla con sus señales lumínicas activadas da persecución a la moto hasta el barrio Nueva Jerusalén, realizando en el trayecto varios disparos con su arma de reglamento (pistola 9 milímetros)”, indica la nota policial que reconoce que a causa de los disparos resultaron lesionados Ruiz Báez, de 23 años y Vásquez Gutiérrez, de 27.

La Policía asegura que un equipo técnico de investigación determinará las responsabilidades individuales de los implicados, para luego pasar el caso a la orden de las autoridades competentes. Al tiempo que informa que los lesionados están estables y fuera de peligro.

 

 

 

__________________________________________________

MARCOS CARMONA

Jueves, 30 de Julio de 2015

Marcos Carmona pudo ser masacrado
 
Marcos Carmona

•    MASACRE DE LAS JAGÜITAS PUDO SER PARA CARMONA, DE LA CPDH, AFIRMA EL COLEGA PERIODISTA NORMAN TALAVERA EN FACEBOOK
•    CARMONA PASÓ POR EL LUGAR DE LA MATANZA MINUTOS DESPUÉS EN UN VEHÍCULO PARECIDO AL DE LAS VÍCTIMAS
•    CARMONA PASA TODOS LOS DÍAS POR EL LUGAR DE LA MASACRE

Masacre Jaguitas

Por: Norman José Talavera Sevilla

La masacre de Las Jagüitas, en la que La Policía asesinó por equivocación a tres miembros de una familia, incluyendo tres niños, pudo haber estado dirigida para aniquilar al Lic. Marcos Carmona Rivera, Secretario Ejecutivo de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), que últimamente ha fustigado al régimen por delitos contra los derechos humanos de los nicaragüenses y ha exigido el cierre de las cárceles de tortura de El Chipote.

Definitivamente que los datos que se conocen del operativo policial de la masacre no corresponden al de un operativo antidrogas, porque el proceder de la citada acción fue el de aniquilamiento total de las personas que se movilizaban en un carro blanco; no hubo señales de alto, no señales lumínicas, policías sin uniforme azul-celeste, con el rostro cubierto de pasamontañas para no ser reconocidos y agentes en puestos y posturas de disparo, propio de una emboscada.

El Comando policial de aniquilamiento no pertenece a la Dirección Antidrogas, es de las tropas TAPIR, El capitán presentado por la Fiscalía en su acusación tampoco corresponde al cuerpo antinarcótico de la Policía. Si los policías, en vez de disparar a mansalva contra los ocupantes del carro hubieran atravesado una patrulla para impedir el paso del carro que querían requisar de droga, hoy en día la historia de la masacre no existiera.

Así es que la emboscada policial tuvo que haber estado dirigida contra un personaje quien con sus acciones o denuncias sistemáticas contra los abusos del gobierno ha hecho incomodar a quienes ordenaron la masacre.

Los policías esperaban un carro blanco de cuatro puertas, descripciones idénticas a las del carro Toyota, Corolla que usa Carmona Rivera y que a diario circula en horas de la noche donde se produjo la celada; primero pasó el carro de la tragedia, minutos después paso Carmona, quien alcanzó a ver el carro chocado y que todavía casi que olía el humo de las balas disparadas. Carmona no se detuvo, pensó que era un choque cualesquiera y continuó el viaje a su casa en “Lomas de Guadalupe”, cerca de Villa Libertad. Cual es la sorpresa, que cuando Carmona ya se encuentra en su casa se enteró a través de los medios de la masacre de Las Jagüitas, y de inmediato llamó por teléfono al Dr. Pablo Cuevas, asesor legal de la CPDH, para que lo acompañara al sitio de la masacre para dar apoyo y acompañamiento en la defensa de sus derechos humanos a la familia atacada por la Policía, con sus orejas completamente frías como para pensar que se había salvado por asuntos de minutos del atentado.

Eso sí, Carmona al llegar al lugar de los acontecimientos miró entre los policías de la masacre al Comisionado General Juan Ramón Avellán, Sub-Director de la Policía Nacional, quien al ver a Carmona se hizo el disimulado y volvió la mirada a otro sitio, recuerda Carmona.

Hoy que conversaba con el Dr. Cuevas, le pregunté por su vehículo que hace 4 meses me habló que estaba descompuesto en el taller de su mecánico, y al preguntarle que quíen es su mecánico me dijo que se trata del marido de la señora Yelka Ramírez, padres de los dos niños asesinados;¡qué casualidad !.

Posterior al día de la masacre, las únicas declaraciones de la familia doliente Reyes Ramírez recriminando a la Policía por el asesinato de sus hijos han sido las de la señora Yelka Ramírez, al punto de decir que el juicio contra los policías es una payasada y adelantó que no estaría presente en el juicio pospuesto para mañana. Ya se me hacía sospechoso el enmudecimiento del señor Reyes, y no solo para mí, ya otros periodistas habían hecho la misma observación. Sí escuché en unas declaraciones al señor Reyes decir que solicitaba una reunión con el Presidente Daniel Ortega y la señora Rosario Murillo, después nada.
 
(Tomado de FACEBOOK)

 

 

__________________________________________________

LOS REGUEROS DE SANGRE

Lunes, 27 de Julio de 2015

¿Fusiles de Guerra para matar inocentes criaturitas?

LasJaguitasMasacre

 

Foto tomada del Diario La Prensa

Por: Roberto Cuadra
Poeta y Periodista

No es nada nuevo para la prensa internacional (ó The Mass Media), tal como la conocemos los de este sacrosanto oficio, las terribles masacres contra inocentes criaturitas que recién acaban de cometer en el barrio ";Las Jagüitas", de la adolorida Managua, las fuerzas represivas del gobierno de la familia Ortega-Murillo y la comisionada de ese letal organismo Sra. Aminta Granera.

Aprovechando la oscurana de la zona, esas fuerzas especiales para reprimir, torturar y matar (colegas escandinavos y del diario "Reforma", del DF, les llaman "las hienas engalonadas" de los Ortega-Murillo y Aminta Granera), en grupo no menor de catorce, ocultos tras arbustos, cubiertos sus rostros como pasa-montañas y vestidos de negro, cuando se acercaba el vehículo que conducía a la humilde familia, los pasconearon a tiros con fusiles AK-47.

¿Fusiles de Guerra para matar inocentes criaturitas? ¿Los estaban esperando para masacrarlos? ¿Era cierto lo que estos criminales aducen cuando dicen que "estaban esperando lo que iba a ser una operación contra el narcotráfico?

En la más absoluta oscurana del fatídico camino de "Las Jagüitas" (Managua) ¿cómo iban a poder distinguir estas "hienas uniformadas" si las personas que viajaban en el auto eran narcotraficantes?

¿Tenían alguna lejana certeza? Esperaban determinado automotor con características  inconfundibles y  sintieron el peligro inminente para que sus fusiles AK-47 vomitaran plomo mortífero contra los ocupantes del vehículo?

La oscurana era total.

Cuando una de las "hienas uniformadas" del matrimonio Ortega-Murillo y de la comisionada Aminta Granera, reconoció que habían cumplido rigurosamente con las órdenes superiores de matar, al ver en el interior del carro a adultos y criaturitas inocentes, solamente acertó a decir: 'LA CAGAMOS"..

Mi colega escandinavo (ha visitado varias veces Nicaragua), no pudo ocultar su rabia e impotencia con la soez expresión "la cagamos" de uno de los asesinos. Y me dice:

"En realidad son el matrimonio Ortega-Murillo, la comisionada Aminta Granera y sus "hienas uniformadas" los que se están cagando en toda Nicaragua. Vemos que los crímenes atroces de este gobierno siempre quedan impunes y sigilosamente tienden cortinas de humo espeso para darle largas a estos asuntos y que el pueblo (piensan erróneamente), vayan olvidándose..."

Otro respetable colega del San Francisco Chronicle, de la ciudad de San Francisco,  California, uno de los diarios más antiguos de esa ciudad y de los más serios, hablando con este cronista por teléfono, y pasando de un asunto a otro, me preguntó si en mis tempranas lecturas de la vibrante y novedosa literatura norteamericana recordaba la venerable figura y obra de Carl Sandburg (1878-1967).

Entusiasmado le dije que sí. Que no había tenido el tiempo suficientes para leer la monumental biografía de Carl Sandburg sobre Lincoln, editada por Harper en 3 voluminosos tomos, pero que había leído toda su obra poética, y que un maestro nicaragüense, José Coronel Urtecho, había traducido sus poemas y publicado en su ya famosa antología de la moderna poesía norteamericana, junto con el sacerdote trapense y enorme poeta Ernesto Cardenal.

--¿Qué poema de Sandburg te caló más?, me preguntó.

--Acordate, me dijo, que Sandburg tiene un poema  ("Chicago"), en el que habla de la época borrascosa y criminal de esa ciudad (los artistas la catalogaron como "los alegres veinte's), cuando los asesinos mataban con alegre impunidad y salían de las cárceles para volver a matar.

--¿Encontrás alguna analogía con el poema de Sandburg y la masacre de "Las Jagüitas", contra inocentes criaturitas y adultos?, me preguntó.

--Las similitudes, le dije, son como una copia al carbón. Grotescas como los cuadros de Goya.

--Entre cielo y tierra, me dijo, no hay nada oculto.

--Cierto, le contesté, excepto lo que se ha olvidado. Y el pueblo de Nicaragua no olvida, le dije, dando por terminada la larga conversación.

 

 

__________________________________________________

¿IMPRUDENTES...?

Jueves, 23 de Julio de 2015

Policías autorizados a matar

*    Los autores de la matanza de Las Jagüitas son acusados solamente de homicidio imprudente

 Tragedia Jaguitas

Foto tomada del Canal 8 de Televisión, TN8

Redacción Central

Hoy… Hoy… Hoy, a las 9 de la mañana, será la audiencia preliminar de los policías que perpetraron la Masacre de Las Jaguitas…

Autorizan a la policía a matar… Después solo serán acusados por imprudencia…

Dispararon a matar, lanzaron una lluvia de balas sobre el vehículo en que viajaba la humilde familia Reyes Ramírez, mataron a dos niños y a una mujer, pero la Fiscalía los acusa nada más por haber cometido imprudencia.

La Fiscalía no presenta acusación contra el jefe policial que ordenó la Masacre de Las Jagüitas…

Juristas critican a la Fiscalía por burlarse de la justicia…

Los policías que cometieron la masacre de Las Jagüitas, que supuestamente están presos, andan libres en las áreas administrativas de la instalación policial.

Masacre reducida a imprudencia

Fiscalia

 

La Prensa

La acusación de la Fiscalía no solo redujo la cantidad de policías implicados de 14 a nueve, en la masacre del 11 de julio, en Las Jagüitas, sino que los delitos por los cuales acusa quedaron a nivel de accidentes de tránsito. Los agentes son imputados por homicidio imprudente, lesiones imprudentes, exposición de personas al peligro y daño.

La acción que dejó como resultado las muertes de tres personas y dos heridas, una de ellas de gravedad en la familia Reyes Ramírez, ameritó por parte de la Fiscalía una calificación de imprudente, que el exprocurador, Alberto Novoa, la consideró como algo que la Fiscalía se sacó “por la manga corta (de la camisa)”.

“Es una calificación (que) además de defectuosa, tiene una carga con una intención dolosa de desviar el verdadero delito que es un homicidio doloso”, sostuvo Novoa, quien recordó que un homicidio imprudente casi siempre se asocia a un accidente de tránsito.

La Fiscalía plasmó en su acusación de ayer, prácticamente lo que la primera dama, Rosario Murillo, y el presidente inconstitucional, Daniel Ortega, llamaron “tragedia” y “hechos dolorosos”, mientras que la jefa de facto de la Policía Nacional, primera comisionada Aminta Granera, calificó como un “error” de los policías.

Con este tipo de calificación, señaló Novoa, “incluso puede haber arreglo, puede haber acuerdo, puede haber mediación, cosa que es un delito que ofendió a toda la sociedad, no solo a la familia (Reyes Ramírez)”.

HUBO VOLUNTAD DIRECTA DE CAUSAR LA MUERTE

“En primer lugar ahí hay una voluntad directa de causar la muerte”, dijo Novoa, quien refirió que lo que hay “es dolo directo, porque  querían ultimar a alguien, en este caso a un narcotraficante”.

El exprocurador reiteró que en este caso el dolo era evidente, pues los agentes tenían conocimiento de que en el interior del vehículo, que se desplazaba en medio de un ataque policial por el largo trecho desde el sitio Camino del Río hasta Las Cuatro Esquinas, Las Jagüitas, “habían personas y querían matarlas”. Y esto, dijo Novoa, lo confirma la cantidad de disparos que efectuaron los policías involucrados en el operativo.

Según los testigos, hubo unos 46 disparos, y Novoa señala que “no fueron disparos preventivos, ni nada de eso, sino con un fin determinado, dada las armas (que utilizaban) AK”.

CENIDH: CABE HOMICIDIO DOLOSO

La presidenta del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), Vilma Núñez, coincidió con Novoa, de que en este tipo de hechos lo que cabe es una tipificación por homicidio doloso “como mínimo, porque resulta que hubo uso excesivo de la fuerza y la violencia de las normas internas que rigen su propio procedimiento para actuar en estos casos, son elementos integrantes de un delito de responsabilidad penal”.

Núñez estimó que la tipificación que la Fiscalía le dio a los hechos, cometidos el 11 de julio por un grupo de policías, es “inaceptable”.

“Ahí están prácticamente distorsionando el derecho, burlando el derecho de la gente a acceder a la justicia”, sostuvo Núñez, quien insistió: “Para mí es verdaderamente indignante cómo se está negando la justicia en este país. Y el principal responsable aquí se llama poder judicial, la Fiscalía es parte del poder judicial. Ya sabemos que todo eso responde a un poder centralizado que se llama Daniel Ortega”.

LISTA ES MENOR

En la acusación presentada por las fiscales Mirna Siles y Stephanie Pérez, únicamente aparecen el capitán Zacarías Ignacio Salgado, los tenientes Óscar José Vargas Rugama y José Alejandro Fonseca Salmerón, el suboficial mayor Javier Alejandro Saldaña Torres y los suboficiales Augusto César Medrano, Harrison Osmar Ramírez, Osman Ricardo García Hueck, Ernesto Alexander Urbina López y Miguel Ángel Ramos Cortés.

El viernes la fiscal Ana Julia Guido informó que 14 eran los policías investigados, pero las funcionarias no explicaron ayer los motivos por los cuales se redujo la acusación a nueve agentes.

La presidenta del Cenidh, recordó que el tipo de delito que le imputan a los policías incluidos en la lista de la Fiscalía, amerita penas menores, por lo que indicó: “Vamos a ver si van a sumar las tres muertes, (y el caso de) la otra niña que no sabemos como va a quedar”, así como la situación de los sobrevivientes Yelka Ramírez y Milton Reyes, además de los daños provocados, pues les destruyeron el carro en que se movilizaban.

La defensora de derechos humanos explicó lo que significa el delito imprudente. “Imprudencia es que yo hubiera disparado al aire y caigan los tiros, aquí no (…) hay un actuar consciente de parte de ellos (los policías) que hace que sea un delito doloso”.

NOVOA VE CONTRADICCIÓN

Entierro

Novoa también consideró contradictorio que pese a reconocer que hay exposición de personas al peligro, la Fiscalía determine que hubo homicidio o lesiones imprudentes.

La exposición de personas al peligro, se da cuando deliberadamente uno expone al peligro a otra persona, “lo que es contradictorio porque no puede haber exposición de personas al peligro cuando hay una decisión directa para matar”, dijo Novoa.

“Hay exposición cuando, por ejemplo, dejo abandonado a un niño; aquí no, aquí las intenciones eran de matar y mataron, independientemente quien hayan sido, no pueden alegar absolutamente nada”, insistió Novoa.

Por su parte, Núñez preguntó que después de más de varios días de ocurrida la masacre, dónde están los agentes a quienes la Policía les dio de baja.

A causa de los disparos murieron Katherine Ramírez, de 22 años; los niños Efraín Ramírez, de 11; Aura María Reyes Ramírez, de 12 años. Con heridas graves resultaron Miriam Natasha Guzmán Ramírez y Axel Reyes, de 5 y 13 años, respectivamente. Hasta ahora solo Axel salió del hospital, mientras que Miriam sigue internada en el hospital La Mascota.

DETENIDOS CON LIBRE MOVIMIENTO EN EL CHIPOTE

Según fuentes extraoficiales, los policías supuestamente detenidos desde el mismo 11 de julio, nunca han estado en las celdas de El Chipote, como los demás presos y como han hecho creer a la población, sino que se mantienen en el área administrativa.

Según otros agentes, los policías homicidas han sido vistos, cuando salen al patio y los mandan al servicio sanitario, pero nadie los cuida, visten con pantalón azul oscuro y camiseta negra.

Por otra parte, el vocero de la Corte Suprema de Justicia, Roberto Larios, confirmó que mediante un proceso aleatorio, la acusación presentada ayer en la tarde por la Fiscalía, le correspondió a la doctora Alia Dominga Ampié, juez Cuarto Local Penal. Larios dijo que la primera audiencia contra los nueve policías será realizada hoy y está programada para las 9:00 a.m.

LO QUE DICE EL CÓDIGO PENAL

Según el Código Penal, los delitos por los que son acusados los policías, ameritan penas mínimas.

Homicidio imprudente es aplicado “a quien cause un homicidio por imprudencia temeraria, entendiéndose como tal la violación de las normas elementales de cuidado”. Y se castigará con la pena de uno a cuatro años de prisión. (Artículo 141).

Lesiones imprudentes es cuando alguien “por imprudencia temeraria cause alguna de las lesiones”. Y la pena va de seis meses a un año de prisión, si se trata de lesiones leves; de nueve meses a dos años, de lesiones graves; y de uno a tres años, de lesiones gravísimas. (Artículo 154).

Exposición de personas al peligro está en varios artículos del Capítulo IV del Código Penal, y en el artículo 159, señala que “quien exponga al peligro la vida o la integridad de alguna persona, será penado con prisión de seis meses a dos años”.

Daño. Quien destruya, inutilice, haga desaparecer o de cualquier modo dañe un bien mueble o inmueble. Será sancionado con prisión de seis meses a dos años. O de noventa a trescientos días multa o trabajo en beneficio de la comunidad. (Artículo 243).

DIVERSAS CIFRAS

09 fueron los policías acusados ayer por la Fiscalía en los tribunales, por la masacre en Las Jagüitas.

14 fue la cantidad de policías que según dijo el viernes la fiscal Ana Julia Guido, fueron investigados.

20 fue el número de agentes que inicialmente proporcionó la jefa de facto de la Policía Nacional, primera comisionada Aminta Granera, a la sobreviviente Yelka Ramírez, que participaron en la masacre, donde murieron dos niños y una joven.

30 oficiales supuestamente habría sido el dato real de policías que participaron, según una fuente extraoficial. Entre ellos de las Fuerzas Especiales, Inteligencia y Auxilio Judicial, al mando de un comisionado mayor.

 

 

_________________________________________________________________

NO FUERON ANTIDROGAS

Martes, 21 de Julio de 2015

Dispararon a matar

•    Policías nunca demostraron intención de capturar al presunto narcotraficante que pasaría por el lugar

Restos funebres

 

Redacción Central

Ha perdido credibilidad la versión oficial de la policía nacional en el sentido que la masacre de Las Jaguitas fue perpetrada por una unidad antidrogas.

La noticia de que hubo por lo menos un francotirador entre los 14 policías homicidas mueve a pensar a ciudadanos consultados que el objetivo de la patrulla policial nunca fue capturar al presunto narcotraficante.

Los policías asesinos no dieron muestras en ningún momento que tuvieran intención de capturar al supuesto narcotraficante que iba a pasar por el lugar…

Desde el primer momento, dispararon a matar…

Dispararon desde todos lados…

La humilde familia Reyes se vió envuelto en un fuego cruzado. Una lluvia de balas cayó sobre ellos. Se cuentan más de 40 balazos sobre el vehículo en que viajaban las víctimas.

El Diario La Prensa ha publicado un reportaje analítico en el que se percibe que la acción policial homicida no fue perpetrada por una unidad antidrogas, sino por una unidad dedicada a otras operaciones.

La Prensa dice que el grupo policial que perpetró la masacre de una familia que circulaba en el sector de Las Jagüitas, en Managua, el pasado 11 de julio, estaba integrado por oficiales capacitados en técnicas especiales, incluido un francotirador.

El capitán Zacarías Ignacio Salgado es el francotirador, y aparece en el listado publicado por la Fiscalía. Él integra un grupo de oficiales que convalidaron cursos recibidos entre 2012 y 2015 para ascender en grados.

Una circular firmada el 27 de abril del presente año, por el director de la Academia Walter Mendoza, comisionado general Cairo Guevara, confirma que Salgado cumplió más de la carga horaria (280 horas) establecida para ascender al grado inmediato superior, que es de subcomisionado.

La circular en poder de LA PRENSA indica que como francotirador Salgado cumplió con 832 horas. Otro que estaba incluido entre los oficiales que cumplió con los requisitos establecidos para ascenso en grado durante el presente año, fue el suboficial Ernesto Alexander Urbina López, también mencionado en el listado de los 14 agentes que según la Fiscalía, acusará el próximo 22 de julio por haber participado en la masacre.

El hecho que un francotirador esté en un operativo antidrogas como ha afirmado la Policía, introduce más dudas al caso. Oficiales en retiro de la Policía refieren que en un operativo de drogas, no se integran francotiradores.

Sin embargo, el hecho que aparezca únicamente el nombre de Salgado entre los que se confirma han sido capacitados como francotirador, no es determinante para establecer que solo un especialista en tiro estaba en el lugar.

Y sumado el hecho de que Urbina fue capacitado en intervención táctica, con 840 horas, confirma que en su mayoría quienes participaban eran de las fuerzas especiales de la Dirección de Operaciones Especiales Policiales (DOEP) como se ha señalado y no antidrogas como afirmó la Policía desde un inicio.

El ataque perpetrado por los miembros de la Policía Nacional causó la muerte de Katherine Ramírez, de 22 años; y los niños Efraín Ramírez (11 años) y Aura María Reyes Ramírez, (12). Además, resultaron con heridas graves Myriam Natasha Guzmán Ramírez y Axel Reyes, de 5 y 13 años, respectivamente.

En la entrevista que Yelka Nohemí Ramírez, sobreviviente, madre y hermana de las víctimas, ofreció a LA PRENSA el pasado miércoles, aseguró que esa noche fatídica fueron sorprendidos por los disparos de los policías, que permanecían escondidos entre montes, arbustos y barrancos.

Y consideraba que en ese fuego cruzado que los persiguieron a lo largo del tramo entre el Camino del Río a Las Cuatro Esquinas de Las Jagüitas habían francotiradores.

“La cosa de ellos era matarnos de viaje”, dijo Ramírez, tras señalar que el balazo de frente dirigido al lado del conductor, en este caso, su marido Milton Reyes , “fue (de) un francotirador”. Y estimó que fue la mano de Dios que lo protegió.

 

 

_________________________________________________

NO FUE ERROR

Jueves, 16 de Julio de 2015

No fue error, fue matanza

*   Madre de los niños asesinados fue arrastrada y culateada

Masacre TN8 

Fotografía tomada del Canal 8 de Televisión, TN8

Redacción Central

Los policías que asesinaron a dos niños y a una mujer en la comarca Las Jagüitas, también arrastraron y culatearon a la madre de los niños.

La policía no revela aún el nombre de los agentes dantos que descargaron una lluvia de balas sobre la humilde familia Reyes Ramírez, que regresaban de un culto evangélico.

Los policías dispararon contra el vehíclos de los Reyes Ramírez sin que hubiesen sido atacados, que es lo único que de acuerdo a la ley, pudiera haber justificado que ellos utilizaran sus armas de fuego.

Fuentes oficialistas insisten en calificar de errror el criminal ataque de los policías...

"Eso no es error, es umn crimen", señalan ciudadanos.

La madre de los niños asesinados, Señora Yelka Nohemí Ramírez denuncia que después del tiroteo  fue víctima de brutalidad policial.

El Diario La Prnsa publica esta mañana declaraciones de la madre de los niños muertos en la masacre perpetrada por policías el 11 de julio en Las Jagüitas.

“Ellos (los policías) me agarraron del pelo, me arrastró uno de ellos, y me hizo esto (muestra los moretones en el brazo)… cuando llego al hospital, a ella (su hermana muerta) me la golpean… yo le quería ver la cara (a un policía), quitarle la máscara que andaba… entonces él me tiró y vine yo me le volví a tirar encima… con la misma culata del rifle me dio”.

Así recuerda Yelka Nohemí Ramírez la brutalidad policial que vivió el pasado 11 de julio en Las Jagüitas.

Ramírez, madre y hermana de las víctimas, abundó en detalles de la violencia sufrida por parte de los policías que los emboscaron. “Me le pegó una patada al niño (muerto) el mismo policía que iba en la patrulla”, relató.

“Ya muerto me le dio en la cabeza, yo le digo ‘maldito todavía me lo golpeas después que me lo mataste’”, refirió Ramírez, quien está embarazada y además del moretón en el brazo derecho, presenta raspones en la pierna derecha.

Ramírez aseguró que después que fueron sorprendidos por los disparos de los policías —que permanecían escondidos entre montes, arbustos y barrancos, e incluso, piensa que habían francotiradores a lo largo del camino que recorrían— lograron salir hasta las Cuatro Esquinas, donde el carro blanco que conducía su esposo, Milton Reyes, se fue a detener, tras impactar contra una camioneta. Ahí el carro blanco ya llevaba las llantas ponchadas, un oficial agresivo llegó hasta el lugar y, la sacó del carro halándola del cabello.

“Ellos me arrastraron, cuando en eso yo empecé a sacar a mis niños; a mi hermana fue la primera que yo saqué, después a mi niño y a los otros. Me montaron a la camioneta y les pedí auxilio y estuve como hora y media ahí todavía. Ellos no se movían, y que la gente no se arrimara… yo les decía que me ayudaran, que me ayudaran y no se movían, hasta que a ellos les roncó, como dicen”, amplía Ramírez.

Es más, relata Ramírez, en el trayecto al hospital el mismo oficial llamó por teléfono posiblemente a su cónyuge: “Amor, no te preocupés, ni llorés, pero mirá, yo creo que voy preso, voy para largo, maté a un montón de niños, dice el maldito todavía… él habló delante de mí, ahí no más le pegó la patada al niño”.

Esa fatídica noche murieron a causa de los disparos policiales Katherine Ramírez, de 22 años, y los niños Efraín Ramírez, de 11 años  y Aura María Reyes Ramírez, de 12 y con heridas graves resultaron Myriam Natasha Guzmán Ramírez y Axel Reyes, de 5 y 13 años, respectivamente.

La policía aún no pone a la orden de los tribunales comunes a los agentes dantos que asesinaron a dos niños y a una mujer, y que además arrastraron y culetearon a la madre de los niños.

Hasta ayer ni Yelka Ramírez ni su cónyuge, Milton Reyes, habían sido llamados a declarar ni por la Policía, ni por la Fiscalía, informa esta mañana el Diario La Prensa.

La policía está obligada a poner a los asesinos a la orden de los tribunales a más tardar 48 horas después la masacre, pero han transcurrido ya cinco días y los individuos no han sido puestos a la orden de los tribunales.

“A no ser que (solo) estén durmiendo en El Chipote y no los tengan en calidad de detenidos”, dijo Carrión, quien recordó que así lo habría dicho la misma noche del sábado la jefa de facto de la Policía, primera comisionada Aminta Granera.

La madre de los niños asesinados pide justicia.

La nadre de los niños asesinados doce llorando:

“Malditos desgraciados, quiero justicia, yo quiero que me enseñen a esos malditos ¿sabe? yo quiero verlos, yo quiero saber que caigan presos, que haya justicia en este país”.

Yelca Ramírez dice:

“Que el pueblo se levante contra esta corrupción que está”. Y de forma reiterada demandó: “Quiero justicia, que esto no quede impune, que mis hijos no eran perros, mi hermana no era una perra, estaba empezando a vivir su vida”.

Y reclama que ese trágico sábado “la Aminta Granera aquí vino de hipócrita a llorar, ‘ay, lo siento mucho’, pero no volvió”.

Miriam Delgadillo, madre de Katherine Ramírez, igual que su hija, Yelka, demandó justicia y que le presenten a los policías que emboscaron a su familia.

Delgadillo llorando recordó la última plática que tuvo con su hija antes de partir al culto evangélico en Lomas de Guadalupe.

Expresó que la encontró alistándose y le dijo: “Muchachita y qué bonita que vas, ¿vas a la Iglesia?”

Katherine le respondió: “¿No vamos?” Pero Delgadillo le contestó: “No, vengo rendida”, y su hija entonces le expresó: “De lo que te vas a perder”.

Mientras observa un retrato de su hija aún en vida, dice: “Mi hija me ofrecía muchas cosas… que cuando trabajara me ayudaría a componer la casa y sacar adelante a su niña”.

El esposo de Yelka Ramírez, Milton Reyes, conductor del vehículo rafagueado, recordó que ese día llevaba las luces del carro encendidas “cuando veo que ellos salen de una bocacalle encapuchados, con pasamontañas y apuntando, ella (Ramírez), me dice ‘¡ay Milton, no te detengás que nos van a asaltar!’; cuando yo los veo con armas, me impresioné tanto que dije, si yo me quedo aquí, va a ser una masacre, nos van a matar a todos, entonces yo aceleré el vehículo”.

 

 

__________________________________________________

DILEMA CIUDADANO

Martes, 14 de Julio de 2015

¿Qué hacer ante "ALTOS" policiales en la noche?

•    Matan y van a la vela

•    ¿Quién ha dicho a La Policía que puede disparar contra ciudadanos porque no atienden la señal de “ALTO”?

•    Comunicado de La Policía justifica la masacre

Policias Nic 

Editorial

La policía aún no revela los nombres de los agentes antinarcóticos que cometieron la masacre de Las Jagüitas, donde dos niños y una mujer fueron asesinados a tiros por los policías…

La ciudadanía no sale de su estupor de cómo una patrulla de policías abrió fuego contra una humilde familia que regresaba de misa, y que tuvo el infortunio de pasar por donde estaban ellos.

Ha quedado muy claro que los policías no cumplieron con los protocolos establecidos que señalan claramente en qué circunstancias los policías están autorizados a disparar.

La ley de la policía dice que los agentes podrán hacer uso de las armas de fuego cuando sus vidas estén RACIONALMENTE EN PELIGRO.

¿Cómo iba a estar en peligro la vida de los policías por una humilde familia, desarmada, que pasaban en un vehículo en el que iban a bordo un hombre, dos mujeres y varios niños?

La ciudadanía está indignada. La ciudadanía está justamente indignada. Y con miedo también. Lo que le pasó a la humilde familia  de Milton Reyes le pudo haber pasado a cualquiera. A usted y su familia le pudo haber ocurrido si hubiera tenido la trágica circunstancia de pasar por donde estaban los policías homicidas.

La gente dice:

Matan y van al entierro…

La monja está encubriendo a los homicidas…

Se recuerda que cuando alto oficial de la Guardia Nacional de Somoza, el Mayor Oscar Morales Sotomayor asesinó al ex teniente David Tejada Peralta, el dictador ordenó junta militar de investigación y Consejo de Guerra público para el asesino.

Radio Mundial con todas sus repetidoras a nivel nacional, transmitió en vivo el juicio contra el alto oficial.

Si en verdad hay interés en que se haga justicia en este caso, los policías asesinos  ó policías homicidas deberían ser sometidos a juicio público para que la ciudadanía conozca todos los detalles de la tragedia.

Algo muy grave en esta situación es el dilema en que se encuentra el ciudadano que recibe una orden de alto en un lugar apartado y a oscuras en altas de la noche. Si se detiene, puede ser asaltado. Si acelera, puede ser rafagueado.

 

 

__________________________________________________

POLICÍAS ASESINOS

Lunes, 13 de Julio de 2015

La Policía es cada vez más un peligro

La Policía de Nicaragua masacró a dos niños y a una mujer

Para remate, los policías trataron de implantar falsas evidencias en el lugar de la masacre

Los policías no permitieron que los vecinos brindaran ayuda a los heridos

Los agentes descargaron una lluvia de balas sobre la humilde familia que tuvo el infortunio de pasar donde estaban los policías

Las víctimas venían de misa

El gobierno ofrece enjuiciar a los involucrados, pero nunca se conocen detalles de tales juicios

En tiempos de Somoza al Mayor Morales se le enjuició en Consejo de Guerra y Radio Mundial transmitió en vivo el proceso

FOTO DEL CANAL 8

 Foto del Canal 8

MATERIAL RELACIONADO

El Nuevo Herald de Miami

La Policía de Nicaragua acabó con la vida de dos niños y una mujer e hirió a tres personas más durante un operativo antidrogas y disparó contra el automóvil en los que se trasladaban las víctimas, luego de asistir a un acto religioso en la capital.

La jefa de la Policía de Nicaragua, primer comisionada Aminta Granera, dijo que los hechos ocurrieron el sábado por la noche . "Esta es una tragedia" derivada de "la forma irresponsable" en la que actuaron por lo menos 22 oficiales de esa institución, a quienes según la alto mando, se les dio de baja deshonrosa y enfrentarán un juicio penal por la situación.

La información brindada hasta ahora indica que los fallecidos son Katherine Ramírez Delgadillo, de 22 años, Aura Marina Reyes Ramírez, de 11 años y José Efraín Pérez Ramírez, de 11 años. La niña Miriam Natasha Guzmán Ramírez, de cinco años se encuentra en estado grave. Y su hermano Axel Reyes, de 12 años, continúa en estado delicado en un hospital de la capital.

"Nos agarraron a balazos y nos mataron a todos mis hijos y a mi hermana, nos poncharon la primer llanta y mi marido creía que eran ladrones, entonces aceleró, y no se pararon, nos agarraron a balazos", relató a Granera, la ciudadana Yelka Ramírez madre de los dos menores muertos, de acuerdo a vídeos divulgados por el Canal 8 de televisión.

"Veníamos de la iglesia, de pronto en la calle (oficiales) nos hicieron la parada creímos que nos querían asaltar y huimos, nos cargaron a balazos en tres ocasiones, hasta que me estrellé con otro vehículo, después les pedí ayuda a los mismo oficiales y no me la dieron", dijo por su lado Milton Reyes, el padre de los menores fallecidos.

Granera al conocer de los hechos se presentó al lugar y dijo que todos los oficiales que actuaron el operativo actuaron de manera incorrecta. "Debían de tener por lo menos un tubo lumínico que los identificara como policías, verificar que no habían niños en el carro y no lo hicieron", dijo.

Informó que todos los participantes del operativo serían apresados inmediatamente y trasladados a la Dirección de Auxilio Judicial para ser procesados. Además, "por orden del Presidente" Daniel Ortega, serán dados de baja deshonrosa y juzgados.

 

*************************************************************************************************************************

2015-07-10 09:28:12

Estados Unidos preocupado por represión

•    Numerosos pronunciamientos: El IEEPP condena la represión

•    La UDC censura ataques policiales

*    La UPN condena agresión contra periodistas

Represion 2 

La embajada de los Estados Unidos emite pronunciamiento sobre la represión de la policía en contra de los opositores que piden elecciones libres y transparentes en Nicaragua.

El pronunciamiento de la Embajada Americana dice lo siguiente:

Hechos ocurridos frente al Consejo Supremo Electoral

Jueves 9 de julio de 2015

Al Gobierno de Estados Unidos le preocupa los informes sobre la violencia ocurrida durante las demostraciones previamente programadas frente al Consejo Supremo Electoral (CSE) en Managua.

Estados Unidos apoya los derechos de todos los nicaragüenses a reunirse de forma pacífica y a expresar sus puntos de vista y opiniones, incluyendo los referidos a la importancia de realizar elecciones libres, justas y transparentes.

 

El IEEPP condena

 Represion 1

El Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas dio a conocer la siguiente nota:

PRONUNCIAMIENTO

En relación con los hechos lamentables ocurridos en la protesta desarrollada frente al Consejo Supremo Electoral (CSE) para demandar cambios en el sistema electoral nicaragüense, el Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas, IEEPP, desea manifestar a la sociedad nicaragüense y a la opinión pública, lo siguiente:

 IEEPP

 

La UDC se pronuncia

Represion 3 

Este es el pronunciamiento de la Unión Demócrata Cristiana:

COMUNICADO

Al pueblo de Nicaragua:

La familia Demócrata Cristiana de Nicaragua, asumiendo las responsabilidades patrióticas que le determinan sus principios basados en la Democracia, el Estado de Derecho y el orden debido para mantener la estabilidad social, económica y política, comunica al Pueblo Nicaragüense lo siguiente:

Que los penosos hechos acaecidos el día de ayer 08 de Julio, frente a las instalaciones del Consejo Supremo Electoral, en donde la Policía Nacional haciendo alarde de abuso en contra de ciudadanos civiles que se encontraban protestando cívicamente y que los reprimió al extremo de causar lesiones físicas graves y detenciones ilegales, han cruzado los límites establecidos para que el aparato militar actúe, como debería, protegiendo a la ciudadanía, y no ejerciendo la fuerza y la violencia, como ha sido este caso.

Consideramos que la protesta cívica es una de las formas de libertad de expresión y pensamiento, que todos los nicaragüenses tenemos como derecho consignado en la Constitución de la República.

Es bien conocido que la violencia engendra violencia, y cuando el mismo Estado, a través de sus instituciones, en este caso, la Policía Nacional promueve la violencia e impone el caos y el terror al Pueblo, pues al pueblo lo que le queda es defenderse, reclamar y empoderarse de sus derechos por todos los medios posibles.

Como UDC nos solidarizamos con los ciudadanos que fueron injustamente y salvajemente atropellados, indistintamente que sean miembros de organizaciones políticas o medios de comunicación.

Esperamos que caso como éste no se repita. Que prevalezca la tolerancia y el entendimiento. Porque queramos o no, si se siguen presentando escenas que oscurecen el panorama de la Paz y la convivencia entre nicaragüenses, volveremos a oir el tenebroso rugir del cañón.

Dios bendiga a Nicaragua.

Managua, 09 Julio 2015.

Divulgación y Prensa UDC.

 Pronunciamiento de la Unión de Periodistas de Nicaragua

 

PRONUNCIAMIENTO DE UPN POR SUCESOS DEL 8 DE JULIO CONTRA PERIODISTAS Y REPORTEROS GRAFICOS

La Unión de Periodistas de Nicaragua lamenta y censura  los hechos sucedidos el pasado 8 de julio del año en curso, donde periodistas y reporteros gráficos fueron violentados por la Policía Nacional mientras ejercían su labor de informar, mismo que es un derecho constitucional.

La Constitución Política de la República de Nicaragua en el Art. 66 refiere al Derecho a información veraz, y comprende este derecho la libertad de buscar, recibir y difundir informaciones, ideas, ya sea de manera oral, por escrito,

gráficamente y sin censura de ninguna clase. Por tanto los hombres y mujeres nicaragüenses tenemos la libertad y el derecho a ejercer nuestro ejercicio profesional sin ningún impedimento.

Por lo que demandamos el respeto de hombres y mujeres de prensa en el ejercicio de su labor profesional.
Hacemos un llamado a la sociedad civil y a las instancias de la nación, a buscar el desarrollo del diálogo, la tolerancia y la negociación, y así evitar eventos que no garantizan la convivencia y la paz.
 
Nicaragua está hecha para la paz y la libertad.  No a la Violencia!!
 
Managua, 10 de julio del 2015
 
JUNTA DIRECTIVA NACIONAL DE LA UPN

___________________________________________________

AL ESTILO DE LA G.N.

Jueves, 09 de Julio de 2015

DENUNCIA DE DIPUTADOS DE LA BANCADA ALIANZA PLI EN EL PARLACEN

 PERIODISTA ARRASTRADO

A los Honorables Diputados del Parlamento Centroamericano

A la Comunidad Internacional

Los Diputados de la  Bancada de la Alianza PLI en el Parlamento Centroamericano denunciamos y a la vez  condenamos y pedimos un Pronunciamiento al Parlamento Centroamericano, sobre los graves sucesos ocurridos la mañana de hoy en los que la Policía Nacional, transformada en una guardia personal del dictador Daniel Ortega y su esposa, reprimieron sin ninguna consideración a ciudadanos, Diputados y dirigentes políticos que se han auto convocado todos los miércoles frente a las instalaciones de una de las instituciones más corruptas y desprestigiadas en Nicaragua, como es el Consejo Supremo Electoral, órgano partidarizado del orteguismo encargado de administrar los diversos fraudes electorales perpetrados para garantizar el  poder absoluto al matrimonio Ortega-Murillo y sus hijos.

En esta acción represiva golpearon al Presidente Nacional del PLI, Eduardo Montealegre, a los Diputados Nacionales, Pepe Matus, Rodolfo Quintana, Carlos Langrand, Wilber López, Armando Herrera, Augusto Rodríguez, Eddy Gómez y al Diputado y Colega en el Parlacen Augusto Valle. A los periodistas de medios independientes, Moisés Julián Castillo y Larry Sevilla.

También agredieron al concejal por Managua del PLI, Omar Lola, Blanca Urbina, concejal de Nandaime, los dirigentes del Distrito II de Managua, Rafael Estrada y Javier Espinosa, a este último además de ser golpeado le detuvieron su camión con los sonidos de audio, que incluye computadora, micrófono, etc. que, estamos seguros, jamás volverán a sus legítimos dueños.

 AUGUSTO VALLE

La policía arrastra al diputado Augusto Valle

(Foto del Diario La Prensa)

Para aquellos que aún creen que este es un gobierno respetuoso, cristiano, solidario, socialista y la larga lista demagógica de adjetivos calificativos con que se llena la boca la vocera del gobierno, hoy quedó develada una vez más la naturaleza dictatorial por tanto represiva de este régimen.

Mal haría el Parlamento Centroamericano, órgano de deliberación y debate político por excelencia en la integración Centroamericana, guardando silencio ante la brutalidad represiva que dejó golpeados y malheridos a Diputados nacionales y del Parlacen.

Dejar pasar estos hechos sería una actitud cómplice que dejaría mal parado al organismo que nació precisamente para evitar que las heridas de la guerra que azotó Centroamérica se abran nuevamente. A la vez para garantizar que la democracia participativa, representativa y electoral con alternabilidad en el poder se convirtiera en los objetivos de largo plazo hasta conseguir la paz firme y duradera que en Nicaragua parece nunca llegar.

Daniel Ortega y su Señora están empecinados en instalar una dictadura familiar y dinástica. Son, ambos, y sus colaboradores, los responsables de cada gota de sangre de nicaragüenses que se derrame.

Las protestas ciudadanas por un Consejo Electoral apartidario, integrado por ciudadanos honestos, garantía de elecciones libres y transparentes, será nuestra demanda permanente. La represión y el uso de la fuerza bruta que ya caracteriza a este régimen solo abonarán la tierra de nuestros mártires y héroes que dieron su vida por una Nicaragua Libre no en manos de una nueva dictadura.

Managua 8 de julio 2015
Firman:

Diputado Said Zavala  
PARTIDO LIBERAL INDEPENDIENTE       

Diputado Augusto Valle  
PARTIDO LIBERAL INDEPENDIENTE  

Diputado Mauricio Díaz   
PARTIDO LIBERAL INDEPENDIENTE

Diputado Luis Sarantes       
PARTIDO LIBERAL INDEPENDIENTE       


Diputado Ricardo Zambrana
(Movimiento Renovador Sandinista  MRS)                      

Diputado Hugo Torres
(Movimiento Renovador Sandinista   MRS) 

*****************************************************************************************************************************************

2015-07-03 07:41:57

Giro fascistoide de la Policía

La policía entró gritando a la Plaza de la República: "Con Daniel al frente, el pueblo Presidente"...

El diputado parlacénico, Dr. Mauricio Díaz afirma que la policía dejó de ser profesional, apolítica y apartidaria y que está dando un giro fascistoide

Daniel Ortega es el nuevo führer, señala el diputado del PARLACEN

CON DANIELMAURICIO D

 

Por: Freddy Rostrán A-

Un gran impacto causó en sectores nacionales y del mundo exterior la actuación de la policía durante los actos celebrados frente al Mausuleo del Comandante Carlos Fonseca, en ocasión de su natalicio, cuando un contingente élite entró a la Plaza de la República gritando en altas y claras voces: "Con Daniel al frente, el Pueblo Presidente"...

Consultado sobre esta actuación de la policía y por otras prácticas de este cuerpo armado como es el caso de la industria extractiva de las multas, el diputado del Parlamento Centroamericano, Dr. Mauricio Díaz declaró a Noticiero El Despertar que ve en la policía "desgraciadamente un proceso de involución".

"Recuerdo, expresó el diputado, que en la década de los 80 el finado Comandante Tomás Borge decía con orgullo que la Policía de Nicaragua era incorruptible, que no aceptaba mordidas.

"Desgraciadamente estamos viendo una involución terrible. Lo más dramático, aparte de las multas, las mordidas y los abusos de poder, ha sido ver entrar a la Plaza del Mausuleo de Carlos Fonseca a una unidad de policías uniformados gritando consignas del Partido Frente Sandinista".

Nuestros lectores pueden ver y escuchar de viva voz las declaraciones que brindó el Dr. Mauricio Díaz a Noticiero El Despertar haciendo click en:

 

 

********************************************************************************************************************************************

 2015-05-17 17:39:43

MOTOCICLISTAS QUEMAN LLANTAS FRENTE A LA "AJAX DELGADO"

QUEMAN LLANTAS
Por: Freddy Rostran A.

Hoy domingo 17 de mayo escaló la protesta de los motorizados que se sienten agredidos por policías que no lucen ante la ciudadanía como la autoridad que busca mantener el orden y la seguridad de las personas, sino que se convierten en asaltantes que a mano armada le quitan el pan de la boca a los hijos de taxistas, choferes y dueños de automotores en general que resultan víctimas de multas de tránsito arbitrarias y abusivas.

Grupos de motociclistas quemaron llantas hoy frente a la Central de Policía "Ajax Delgado" en protesta por las multas abusivas de que son víctimas por parte de la Policía de Tránsito.

Los motorizados dicen que los agentes quitan el pan de la boca a sus hijos con las multas abusivas y las "mordidas".

Hay un creciente malestar en contra de la policía.

 Nuestros lectores pueden ver video de la protesta de los motorizados haciendo click en:

El pasado mes de enero durante una protesta de los motorizados fue baleado el joven Julio César Salgado. La gente detuvo al autor de los disparos y lo entregó a la policía, pero la policía lo dejó en libertad y el intento de homicidio quedó en la total impunidad.

********************************************************************************************************************************

2015-02-09 09:16:44

ALTO A LOS ASALTOS A MANO ARMADA

EDITORIAL DE DIARIONICA Y NOTICIERO “EL DESPERTAR"

ASALTO MULTA

Caricatura de Manuel Guillén en el Diario La Prensa


Los nicaragüenses no podemos seguir permitiendo los asaltos que cometen los policías de tránsito cuando ponen multas que a todas luces son incorrectas, injustas e ilegales.

Los policías de tránsito le quitan el bocado de la boca a personas de escasos recursos que manejan correctamente cometiendo excesos de arbitrariedad. Y casi siempre dicen:

“Si no está de acuerdo, apele”…

¿Cuál apelación? Si la misma policía que te extorsiona es la misma que revisa tu apelación, que en realidad ni siquiera revisa. Un oficial apenas lee tu hoja de apelación y en base a un machote dice que han investigado, sin haber investigado nada, y que llega a la conclusión que el apelante NO TIENE RAZÓN.

¿Cómo es posible que diputados que dicen representar a la oposición democrática no hayan hecho ningún esfuerzo para que la apelación sea realmente una apelación, y sea revisada por un organismo técnico independiente de la policía?

La Oficina de Asuntos Internos de la Policía tiene en su poder fotografías de una agente que multa a un conductor porque cambió de carril en una vía con raya discontinua. “La ignorancia es atrevida”, espetó la oficial.

Noticiero El Despertar y DIARIONICA aplaudirían que los agentes de tránsito detengan a los individuos que manejan ensopados en licor, pero ni eso…Menudean los accidentes cometidos por sujetos que consumen licor y manejan.

A la policía de tránsito no parece interesarle que conductores ebrios o endrogados siembren el terror en calles y carreteras. Si no cree, revise las estadísticas de los accidentes.

Los policías se dedican a multar a los ciudadanos que conducen correctamente. Pero el descontento ciudadano va creciendo.

Pensamos que las manifestaciones de motorizados contra los abusos de la policía de tránsito es solo el principio de las expresiones de descontento por estos asaltos.

********************************************************************************************************************************************************

2014-12-19 09:14:30

Brutal accidente deja 3 muertos

* Choque ocurrió ésta madrugada frente a Villa Venezuela

* Vocalista Jimmy Daniel Paz, ex-integrante de la Nueva Compañía resultó lesionado

 Jimmy Paz

Un violento choque se registro ésta madrugada entre una camioneta Hilux y un vehículo Excel frente a Villa Venezuela, dejando como resultado 3 muertos y 3 lesionados.

Escuchemos más detalles de ésta información en vos del periodista Lic. Henry Peralta de Radioperiódico Reloj.

 

 

_____________________________________________________

Mortal accidente en la suburbana

Jueves, 03 de Abril del 2014

Comerciante cae de camioneta y muere

 Pista Suburbana 1      Pista Suburbana 2

 Comerciante muere al caer de camioneta

Bismarck Antonio Morales Mendoza, de 33 años de edad, perdió la vida luego de sufrir un accidente de tránsito en la entrada a la pista suburbana.

Los familiares de Mendoza relataron que el pasado fin de semana viajaron al balneario de La Boquita, en el departamento de Carazo, para quitarse el calor del verano.

Pero, cuando regresaban a casa en horas de la noche del martes, ocurrió la desgracia que los tiene de luto: Mendoza cayó de la tina de la camioneta donde viajaba, al momento en que el conductor realizó un giro.

 

Mendoza se golpeó la cabeza contra el pavimento, lo que le ocasionó un trauma craneal severo y politraumatismo.

Paramédicos de la Cruz Roja que se presentaron al lugar del accidente lo trasladaron en estado agonizante al hospital Lenín Fonseca, donde se rindió ante la muerte horas más tarde.

Bismarck Mendoza fue velado en la casa donde habitaba con su familia y que está ubicada en el sector de Villa Venezuela.