Jue18012018

Ultima Actualizacion07:38:36 AM

leon-nicaraguaHomenaje a la Ciudad Amada de Rubén Darío Mañana 18 de enero se cumple el 151 aniversario del...
el-papaEl Papa Francisco pide perdón por “daño irreparable” a víctimas de abusos de...
venezuela-americalatinaMaduro asesina a rebeldes que se iban a entregar ÚLTIMA HORA: EL POLICÍA REBELDE FUE ASESINADO CUANDO...
periodismo-nacionalPedro Joaquín Chamorro, indoblegable "Me preguntan que si tengo miedo de que me maten. Sí, tengo miedo....
reinas-de-bellezaUna pareja salida como de un cuento de hadas, se separa ¿Puede el amor ser para siempre? Xiomara es la...

MUJER NICA

Mujer nica asfixia a su hijo

MujerSilueta

 

Condenan a 18 años de cárcel a la madre homicida

ABC, Madrid España

Dieciocho años de cárcel por asfixiar con una almohada a su hijo de cinco tras drogarlo

•    La mujer confesó los hechos pero indicó que lo había hecho porque quería separar al menor de su pareja

La sección tercera de la Audiencia Provincial de Valencia ha condenado a 18 años de prisión a una mujer nicaragüense que asfixió con una almohada a su hijo de cinco años tras drogarlo «para que se quedara dormido». Durante el juicio, la mujer confesó los hechos pero indicó que lo había hecho porque quería separar al menor de su pareja.

La sentencia, dictada tras un veredicto de culpabilidad de un jurado popular, la considera autora de un delito de asesinato y aprecia la circunstancia agravante de parentesco y la atenuante de alteración psíquica, ya que el jurado consideró probado que la mujer presentaba una sintomatología ansioso-depresiva que pudo comprometer ligeramente la capacidad de voluntariedad en el curso de los hechos.

PenalValencia

La condenada deberá indemnizar con 100.000 euros al progenitor del niño, y con 10.000 euros a cada uno de sus cuatro hermanastros, hijos de padre del pequeño asesinado.

Según el relato de hechos probados, la mujer asesinó a su hijo, de cinco años, en mayo del 2015 en la vivienda donde residía la familia en Almàssera, cuando su marido y padre del menor salió a trabajar. La condenada le suministró un fármaco al niño y, una vez dormido, le colocó un almohadón en la cara para taparle las vías respiratorias, y presionó hasta que murió por asfixia.

Posteriormente, la madre, de 38 años y natural de Nicaragua, se autolesionó, se tumbó en la cama y colocó el cuerpo de su hijo sobre ella. Cuando el padre volvió de trabajar, llevó al niño hasta el centro de salud del municipio, donde ingresó cadáver.